Relato porno Una mujer que es una diosa xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

2.11 / 5 (9 votos)

Una mujer que es una diosa

Categoría: Confesiones Comentarios: 0 Visto: 9423 veces

Ajustar texto: + -

Publicado el 11/11/2013 por: Anónimo

El asunto es este, yo viví en un pequeño pueblo en el sur de Chile parte de mi niñez y toda la adolescencia, este pueblo, donde predominaba un gran valor por la moral y buenas costumbres impuesto por la iglesia católica, esto hiso que se protegiera la castidad de los jóvenes, hasta cumplir la mayoría de edad, por eso mi primera vez fue ya cumplidos los dieciocho años, ya salido del colegio.
Pero, mi primera vez, fue con una diosa, su nombre Susana…
Mi padre es arquitecto, en ese entonces trabajaba en un centro turístico en las playas, eso hacía que se fuera el lunes y llegara el viernes, mi madre, tenía una pastelería, su especialidad eran los pasteles de boda, por cierto tenia personal trabajando, pasteleros, bodeguero y vendedoras. Una de las vendedoras la más hermosa, su nombre era Susana, ella tenía 25 años, pelos negro ondulado, ojos café, un cuerpo, ohhh, pechos grandes y un trasero grande y paradito y unas piernas perfectas, era una diosa, la primera, diosa que he visto, ella tenía tres meses trabajando y era una buena empleada, la empleada de confianza de mi madre.
Ella tenía un novio, un oficinista, pelado, medio gordo, que no tenía mucha gracia, solo que, de hecho aún me pregunto qué le encontró Susana a ese pelado. Él era separado, decían que no tenía actividad sexual alguna y por eso la mujer lo dejo.
Mi trato con ella era de saludos, siempre la veía con el uniforme de trabajo, falda negra, blusa color ladrillo y una pañoleta negra en el cabello, hasta que en la vi con un jeans y un glorioso chaleco blanco y era como si todos se detuvieran para mirarla.
Mi relación con ella cambio en septiembre, cuando ella fue invitada a mi cumpleaños 18, ella se me acerco y me dio un abraso tan apretado que sentía sus pechos en mi pecho y me dio un beso en la mejilla con sus labios húmedo y tocando la orilla de mis labios, en la cena, se sentó al frente mío, con sus pantalones blancos, cruzaba sus piernas y me calentaba mucho y mucho más cada minuto. Al finalizar la celebración, mi padre empezó a dejar a mis tíos y abuelos a sus casas, nos quedamos en casa, mi madre, mi hermanos, la Susana y yo, me quede sentado en el balcón fumando un cigarrillo, cuando ella, llego con unas cervezas, me entrego una y me pidió un cigarrillo, empezamos a conversar, ella me dijo que si podía acompañarla a sus casa, un pequeño departamento, yo le dije, pero llamamos un taxi, ella me dijo, es que pensé que podíamos conversar, tomar unos tragos y mostrarte mi babydoll blanco y quien sabes… yo la mire y me dijo, bueno, entonces lo hare con el taxista, corrí casi tropezándome a decirle a mi madre, ella me dijo que no, pero le insistí, pero me dijo no… no me importo, con permiso o sin permiso, igual, iría a dejarla, pero al llegar el taxista había llegado y ella entraba a el automóvil y m miro y me dijo chaooo. Tocándose sus pechos, se fue. Esa noche no podía dormir me la imaginaba con el babydoll y desnuda con sus pechos siendo tocados por el taxista y siendo penetrada por él.
Ahora desde ese día que solo pensaba en ella y me ponía celoso al verla con otros hombres incluso al idiota de su novio. ¿Me estaba enamorando? Quizás, pero ¿por qué yo?, el asunto que Susana me seducía, pero cuando me acercaba a ella me ignoraba. Tiempo después, me volví a encontrar a Érica una compañera de básica, tenía pocos pechos, pero un trasero umm. Era rica, empezamos a salir y Susana, no le gustó mucho que digamos, de un día a otro, me empezó hablar y establecimos de nuevo una hermosa relación, cuando el pelado de su novio no la buscaba, yo la acompañaba a su casa, comprábamos, caramelos y chocolates y de vez en cuando una cerveza. Todo iba bien en la hora de colación, almorzábamos juntos y dormíamos una siesta, juntos. Hasta que un día se me ocurrió tocarle el trasero y ella despertó y se fue, creí que se había enojado, bueno esa noche se fue con su novio y el otro día no me hablo. En la tarde después de almuerzo, mientras veía nueve semanas y media, grande Kim Basinger, mi madre me dijo que si podía ir a la pastelería, al llegar, me dijo que si podía llevar a la Susana a su casa, se sentía mal, y me paso dinero para el taxi y para comprar un medicamento en la farmacia los subimos en el asiento de tras, la abrase y ella puso su cabeza en mi hombro, llegamos a la farmacia, y le pregunte que debía comprar, ella me sonrió y déjamelo a mí, dijo, compro unos preservativos y fuimos a su casa, no estaba enferma, solo quería estar conmigo, llegamos a su casa y se puso el prometido babydoll en esas altura ya lo tenía parado, duro como acero, se me acerco y le empecé a tocar sus pechos y ella me saco la polera, se sacó el babydoll y empezamos a besarnos, fuimos a su cama y le dije soy virgen ella me dijo, ya lo sé, por eso seré tu maestra, déjate llevar por mí, me bajo los pantalones y procedió a realizar sexo oral, como las profesionales, comiéndosela entera y moviendo su lengua dentó de su boca, estaba en el cielo, después ya desnudo se acostó en la cama, se abrió las piernas y empecé a besarla entremedio de las piernas, después m enseño a ponerme el preservativo y siguiendo sus indicaciones la penetre, ella me gritaba, la velocidad, más rápido, más lento y así hasta que terminamos, esa, fue mi primera vez, ahora, seguimos con los encuentros arrodillados en la cama, nos tocábamos y besábamos, metía mis manos en su trasero hasta llegar en su entre piernas , repasamos poses diferentes, terminando con el semen en su boca, los tres meses siguientes en esta relación hasta que una buena oferta de empleo se la llevó a la capital, al despedirnos ella me dijo bueno hasta acá llegamos, nos abrasamos y le dije, gracias, por ser mi primera vez, ella se sonrió y me dije, menos mal no me dijiste la estupidez de que me amas, aprendiste bien muchacho yo le dije bueno tuve a una gran maestra y ella termino con… esto no ha acabado y dicho esto se fue.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies