Relato porno Una amiga de mi madre, Clara la cachonda xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

2.83 / 5 (47 votos)

Una amiga de mi madre, Clara la cachonda

Categoría: Hetero Comentarios: 0 Visto: 34427 veces

Ajustar texto: + -

Publicado el 25/08/2014 por: Anónimo

Mi nombrte es Toño, tengo 20 años, mido como 1.70, pelo y ojos castaños, de tez clara, y una polla de 22 cm, cuido mi cuerpo haciendo mucho ejercicio.

La historia que voy a contarles trata de cómo fue mi primera vez con una madura hace 2 años, y qué madura! una amiga de mi madre que está bien buena.

Bueno, su nombre es Clara, y en aquel entonces ellas tenía 32 años, con un culo que hace que ……. la verga se te pare al instante, y cada que la veía siempre traía un mega escote que te hacía babear.

En fin, la historia comienza un día que mi madre y varias de sus amigas, incluida Clara, organizaron una fiesta en un balneario que estaba cerca de mi casa´, debo decir que de todas las amigas de mi madre, la unica joven es Clara, todas rondan por los 40, así que la más deseable es ella.

pues pasado los saludos correspondientes, cada quien se fue a su vestidor a arreglarse para nadar, yo por ser el unico hombre, salí primero, y me metí a la alberca, para ver bien cuando las «damas» salieran, todas ellas salieron a la par con sus trajes de baño muy conservadores, pero Clara salió con un traje de baño tipo bikini, pequeñísimo, y la parte de arriba, apenaas y cubría los pezones de sus eneormes tetas; evidentemente, la verga se me paró al instante, y gracias a dios que estaba en el agua, sino hubiera pasado una vergüenza frente a todas ellas.

Mientras nadabamos, pues pasaron los respectivos toqueteos entre juegos y miradas, cuando de pronto ella dice:

-chicas, ahorita regreso, voy al baño

mientras estaban todas ocupadas en loos chismes,
así que nadie notó mientras yo salía también de la laberca hacia los baños también, que estba junto a las vestidores.

cuando entré, l baño cuál fue mi soprpresa cuando veo la parte de abajo del nikini de Clara bnotado en el piso, y oía unos pequeños suspiros que proveníande uno de los cubículos, cuando abro la puerta de golpe y le digo:

-Necesitas ayuda Clara?

ella petrificada como piedra, no podía ni articular palabra, y ni siquiera sacaba su mano de su vagina, así como la había encontrado, cuando me acerco, y la beso en los labios, no se si por la exitación que ya traía o porque realmente lo planeó, pero ella respondió al beso, y así empezamos.

Pasé mni mano hacia su sexo y ella dio un respingo, su clitoris estaba hinchadísimo, así que el más mínimo rosón le provocaba un pequeño espasmo de placer, de pronto ella me agarra por la cintura, me baja el traje de baño un poco, y al verme la verga dice:

-Pero qué grande la tienes! esás así por mí, mi vida?

yo sólo asentí con la cabeza, y ella dice:

-No, pues no te puedo dejar así!

y Emoezó a chupar mi pene, primero la cabeza, como si fura una paleta de caramelo, luego desde su base hasta la cabeza, hasta que cuando sentí que me venía le dije:

-Clara, me vengo!

ella ni tonta ni perezosa se metió todo hata la garganta, y me la siguió chupando hasta que me vine todo en su boca.

ell dijo: mmmm, ké rica lechita! ahora sí, con esto vas a aguantar hasta el final!

Yo estaba en el cielo, se me iba a hacer el cojerme a la amiga más buena de mi mamá.

así como estabamos nos fuimos hacia los vestidores, cuando clara comprobó que no había nadie, cerró la puerta con seguro para que nadie nos sorprendiera, pero antes de que se diera vuelta, la presioné contra la pared, donde le desabroché la parte de arriba del bikini, y empecé a sobarle las tetas por detrás, ya estbaa completamente desnuda, así que así como estaba, la llevé hasta una de las bancas del vestidos, donde empecé a hacerle su cmida de coño, qué delicia, ela sólo atinaba a gemir:

–mmmm, así Toñito, asíiiii, tu madre no sabe lo que tiene en casa, dioooooos ahhhhh-
paro en seco, y me subo sus piernas a mis hombros, y le meto mi verga de un sólo golpe en su humeda vagina, ké sensación! se amoldaba a mi verga a la perfección, y ella con los ojos como plato sólo decía:

–pero´qué vergota! me partes en dos! ahh, auuu! sii, si si si, separo sus piernas hacia mis lados, lo que me permite inclinarme a besar esas tetotas tan deliciosas, con los pezones durísimos, cuando siento que se va a venir, le digo:

-no, aun no te vengas, aguanta!

me salgo de ella, y le doy la vuelta sobre la misma banca, haciendo que quede con las piernas hacia cada una de los lados, sentada, me coloco detrás de ella, y la empujo suevemente hasta que sus pechos quedan presionados por la banca, y su culo queda al aire y su vagina bien abierta, ahí como estaba empiezo un mete y saca de ahi ke dios, me entraba toda la verga! y ella sólo seguía gimiendo:

-ahhh, no pares! sigfue!! si mi amor! si mi vida! sigue! me corro me vengo ahhhhhh ahhhhh ahhhhhhh! cuando terminó de correrse, se quedó en la misma postura, pero yo aun no acababa y con ese culo frente a mi cara, empecé a meter un dedo para dilatralo, luego dos, tres, hasta que estaba bien dilatado, y ella sólo suspiraba ya, cuando se dio cuenta de lo que tramaba me dijo:

-ok, te voy a dar mi culo, pero dame suavecito por ahí, que mi viejo siempre a tratado, pero me duele mucho.

esto me puso más exitado, si es ke se podía, entonces empecé a meter mi verga en su culote, poco a poco, primero la punta, y sin cesar seguí metiendo hasta que mis huevos chocaron con sus nalgas, etnotnces empecé un bombeo suave, cuando empiezo a sentir como de suspiro pasa a leves gemidos empiezo a aumentar la velocidad:

–Sí, que rico culo tienes clara, bien apretadito, me lo vas a dar cuando quiera?

-Si Toño cuano quieras, cuando quieras te lo doy, sólo cojeme, más rapido ahorita por favor!!!

no tarde en aumentar el ritmo a un bombeo fuerte, hasta que sentí que me venía y se lo dije, ella sólo dijo:

-Coooorreeeeteeeeee ahi dentro mi cielo, no te preocupes, ahhh, sí síiiii assiiii auuuuu, ahhhhhhh.

Y terminé en su cola, ahi me quedé hasta que mi verga se salió sola, luego nos vestimos, para regresar a la alberca y que los rastros de la cogida que le dí no se notaran tanto.

Antes de salir le dije:

-Que no se te olvide ehhh, ese culo va a ser mío cuando quiera!

ella sólo me respondió con un beso largo, y me susurra a la oreja: Claro que sí mi amor, cuando tu quieras.

Y así empezó, hasta la fecha voy a su casa a cogérmela de vez en cuando, y creanme que sigue estando bien buenota.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies