Relato porno Un transexual, mi esposa y yo xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.22 / 5 (69 votos)

Un transexual, mi esposa y yo

Categoría: Trios Comentarios: 0 Visto: 46426 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 28/05/2014, por: Anonimo

¿Prefieres porno de calidad antes de leer? CLICK AQUI

Mi esposa y yo, somo unas personas que disfrutan al máximo del sexo;  desde que acordamos el pacto ” en el sexo, prohibido prohibir” todo ha marchado tan de maravilla, que si Mesalina existiera aún, nos envidiaría.

fue un sábado por la noche; estábamos ya entrados con la cerveza, la música y la calentura en el automóvil,  recorriendo la ciudad para ver con que nos encontrábamos.

mi esposa estaba chupándome la verga bien rico mientras yo le agarraba el culo sin dejar de conducir. de pronto vi un transexual a las afueras de una gasolinera tratando de encontrar cliente y…

yo – ay mamacita! que cuerpazo! hola chiquita!

esposa – a quién le dices?

yo – al jotito que está allá en la gasolinera, ni parece ser un joto, tienes unas curvas como las de Thalía.

esposa – a ver, regresate pa verlo yo.

una vez que regresé…

esposa – ay mija! hasta te envido! mira nomás!  a ver mi amor, detente para preguntarle cuanto cobra.

yo – lo que tu digas.

una vez detenidos al lado del travesti…

esposa – hola muñeca!

travesti – hola! como estás? veo que traen la fiesta he!

esposa – así es, queremos ver si te nos agregas a la fiesta preciosa.

travesti – pues ustedes dirán.

esposa – pues cuanto nos vas a cobrar? pero por hacer un trío.

travesti – cobro $400 por hora y hacemos lo que quieran.

esposa – como ves mi amor, nos lo cogemos?

yo – pues, a ver, que nos enseñe el producto primero.

esposa – a ver mamacita, dejame tocarte el culito, que se te ve bien rico.

el travesti se acercó a mi esposa y se dió la vuelta para que le tocara el culo, fue muy excitante ver como mi mujer le acariciaba el culo, después de 3 o 4 pasadas en su culo, mi mujer decidió agarrarle la verga otras 3 o 4 veces. era tan rico ver eso. mi mujer no paraba de agarrarle sus cositas al jotito ese que parecía miss puta.

esposa – ay mamita, estas bien buena.

travesti – gracias.

esposa – entoces que mi amor, nos lo cogemos?

yo – que así sea. súbete mamacita, vamonos a coger.

el travesti se subió atrás del auto, y mi esposa inmediatamente se fue atrás con él para manosearlo, pues andaba altamente cachonda, y yo solo los miraba por el retrovisor con la verga bien parada.

una vez que dentro del motel comenzó la orgía. mi esposa empezó a frotar su culo en la verga del travesti, y el travesti le empezó a tocar las tetas al mismo tiempo que le restregaba la verga en el culo precioso de mi mujer. yo me senté en una silla que había y comencé a observar, puesto que verlos en acción era muy excitante. de pronto mi mujer comenzó a desnudar al travesti, dejándolo solamente en tanga y en brasier. el travesti traía la verga bien parada. y mi mujer de pronto también comenzó a quitarse la ropa lentamente. fue entonces cuando decidí ir con ellos. una vez con ellos, me le acerqué al travesti por detrás y le puse mi verga en su culo, y al travesti al sentirme lanzaba culazos hacia atrás como pidiendo a gritos que lo penetrara. mi mujer se acercó y comenzó a darme unos deliciosos besos de lengua, y al mismo tiempo me agarraba el culo, mientras el travesti agarraba mi verga y comenzaba a quitarme la ropa. después mi mujer le quitó al travesti la tanga y empezó a jalársela mientras continuaba picándome el culo bien rico. y cuando mi mujer le quitó la tanga yo le quité el brasier para chuparle sus ricas tetas. de pronto mi esposa me bajó el calzón y comenzó a chuparme la verga, fue entonces cuando el travesti comenzó a darme unos ricos besotes de lengua al tiempo en que agarraba mi culo y yo agarraba sus tetas. después que ya todos estábamos desnudos, mi mujer se le acomodó al travesti, y el travesti la penetro lentamente, mi mujer gemía bien rico. fue entonces que yo me puse tras el travesti y comencé a meterle la verga en el culo. después de estar cogiendo alrededor de 3 minutos y de estar gimiendo y todo lo demás. mi mujer se recostó en la cama a mirar mientras yo me seguía cogiendo al travesti…

yo – oh! oh! oh! mamacita! que rico culo! oh! oh! oh!

travesti – ay! ay! ay! ay! aaayyy!

esposa – venganse acá a la cama chiquitos.

una ves que llegamos con ella a la cama, mi mujer me jaló hacia con ella en la posición del misionero, y entonces comencé a cogermela, ay! ay! aaayyy!  ay!  oh ! oh! ay! oh! ay! fue entonces que le dije al travesti: cojeme mamacita! el travesti entonces me llegó por detrás y me la metió lentamente ay!oh!aayy! oh! oh! y me la metía bien rico y yo se la metía a mi vieja, y el travesti comenzó a besar a mi vieja al mismo tiempo en que me penetraba. después mi vieja quizo que le chupara la panocha, entonces se recorrió hacia atrás y  sin moverme mucho mi cara quedó en su panocha, y yo quedé en la posición de perrito, entonces le travesti siguió cogiéndome bien rico, mientra yo le chupaba la panocha a mi esposa. ay! ay ! oh! oh! aayy!. después cambiamos de posición; mi vieja se sentó en la cara del travesti dejándole todo el culo en sus narices, y yo comencé a darme de sentones en la verga del travesti mientras mi mujer y yo nos mirábamos las caras con gran satisfacción ay! ay! oh! oh! que rico! umm! ay ay! después mi mujer se dió la vuela y se incertó en mi verga al mismo tiempo en que yo me daba de sentones en la verga del travesti, ay! ay!oh! oh! así que nos encontrábamos en tal posición y mi mujer gritaba ay! me quiero venir! y fue entonces cuando ella terminó. una ves que terminó se alejó y nos dejo coger solo a mí y al travesti. fue entonces que el travesti y yo hicimos la posición del 69 ay! umm! oh! oh! umm!ay!y entonces decidimos termianar los dos de la siguiente forma: primero el travesti se puso detrás de mí y comenzó a cogerme mientras yo movía mi culo hacia atrás y adelante y hacia los lados también. fue entonces que él terminó. una vez que el travesti terminó, lo acomodé de la misma forma que él me acomodó y me lo empecé a coger bien rico también, mientras el movía su precioso culo de thalía oh!oh! seguía y seguía metiéndole la verga hasta que terminé.

después de eso le pagamos al travesti $600 pesos docientos de propina, y entonces él se marchó y allí termina esta historia.

espero les haya gustado la narración de las perversidades que mi esposa y yo ejecutamos.

espero comenten sobre que les pareció.

 

 

¿Estas cachond@ despues de leer el relato y quieres porno? CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR