Relato porno Un gay buen amante xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.21 / 5 (29 votos)

Un gay buen amante

Categoría: Gay Comentarios: 0 Visto: 17061 veces

Ajustar texto: + -

Publicado el 25/06/2013 por: Anónimo

Eran alrededor de la 9 de la mañana, venía muy tranquilo el día y después de “webear” en la compu, decidí tomar el teléfono; pasaban las presentaciones sin nada nuevo, más de lo mismo, hombres que dicen que te van a llamar, que ya salen para tu casa, que tardan 15’ en cruzar toda la ciudad y que jamás llegan. Pero Ricardo no falló; nos cambiamos varios mensajes y en uno me dice que le pase mi celular que a las 17 hs. me llamaba, lo hice pensando que sería otra cita de la línea que nunca se concretaría. Pero a las 17,10 mi movistar sonó, era él que me pedía la dirección de casa para llegarse y tener un buen momento de sexo, no dudé en darle los detalles de mi casa y ni bien cortamos me preparé para recibirlo. Una vedetina seductora, calzas floreadas y una remera de muselina que marcaba bien mis pechos, acomodé la habitación y mientras terminaba, los golpes en la puerta me anunciaron su llegada; abrí y ahí estaba, un hombre de unos 37 años, bien de físico, discreto, con algo de barbita, prolija; enseguida lo hice pasar, apenas cruzó el umbral lo abracé por detrás para sacarle la campera y una de mis manos tocó un bulto interesante que se estaba poniendo firme, puse su abrigo sobre una silla y me incliné en el teclado de la computadora para cerrar lo que estaba haciendo, cuando vio mi cola resaltada por la flores encajadas en mí, me acarició con fuerza y sus dos manos llenaban mis nalgas de placer, se sentó a mi lado, bajó el cierre y asomó su pija ya casi erecta que lucía grande (muy grande), enseguida me arrodillé y mis labios se posaron sobre ese miembro caliente que al ingresar en mi boca gimió de placer.

-Uhhh que bien, que ganas tenía de esto. Llegó a decir.

-Me encanta tu pija. Afirmé como para calentarlo.

Mientras saboreaba ese miembro jugoso, sus dedos acariciaban y casi pellizcaban mis pezones, lo que a ambos nos calentaba mucho; despacio se fue sacando la ropa al tiempo que yo probaba diferentes formas de meter hasta el fondo ese miembro cada vez más firme y grueso. Me levanté un segundo y él hizo lo mismo, se puso detrás de mí y bajó suavemente mi calza dejando al descubierto la vedetina que resaltaba mi cola.

-Que buen culo tenés, Me dijo

-Gracias

-Lo quiero coger ya. Comentó mientras me mordía las nalgas

-Vamos a la cama.

Y lo llevé directo a la pieza donde nos desnudamos casi al mismo tiempo y tan rápido como la calentura nos dejaba; Ni bien se acostó boca arriba exhibiendo un gran mástil que pedía por mis labios me zambullí a saborearlo recorriéndolo en todo su esplendor desde los huevos (tan grandes como la pija) hasta la punta de la cabeza. Abrió bien sus piernas y tan solo se dedicó a gemir de placer y verme en mi mejor posición, mi cabeza inmersa entre sus piernas, con la cola levantada resaltando mis nalgas abiertas; cada vez que bajaba mi partenaire levantaba levemente el pubis, y fue cuando me di cuenta que deseaba que le chupara la cola; despacio, como haciéndolo desear mi lengua traviesa se acercaba a su ano, hasta que lo voltee por completo, abrí sus nalgas y solo me dediqué a gozarlo y hacerlo gozar analmente, se puso en cuatro patas y estuvimos cerca de media hora en esa posición, su ano era delicioso y yo no paraba de chuparlo al mismo tiempo que jugaba con una pija que había alcanzado su máximo esplendor.

-No soy pasivo, pero que bien chupas la cola. Dijo entre gemidos.

-Me encanta hacerlo a pesar de ser pasivo. Contesté

-Nunca me lo hicieron, pero vos sos excelente.

Y estuvimos en esa posición un largo rato, yo variaba entre sus bolas, su pija y su culo todo el tiempo, pero lo sentía gozar cuando abría el ano y metía mi lengua a fondo llenando de jugo salivoso ese agujero caliente; hasta que no aguantó más.

-Guacho, ya te quiero coger. Dijo mientras se incorporaba de rodillas en la cama.

-Dale. Respondí mientras me daba vuelta y exponía mi cola.

-Poneme un forro.

Y poniendo el preservativo en mi boca trague nuevamente su pija y la dejé lista para sentirla abrirse paso dentro mío con fuerza. Algo que no tardó en pasar, fue suave, no porque quisiera sino porque no quería acabar rápido, como probando me dio un leve chirlo en una de mis nalgas y yo gemí, entonces intensificó sus palmadas ya sobre toda mi cola y sacó y metió su pija cada vez más dura varias veces.

-Sos un puto increíble, lástima que no tengo tanto tiempo hoy. Comentó

-Puedo ser todo tuyo cuando vos quieras

-Sí, te voy a hacer mi amante

-Mmmm, me encantaría. Afirmé temiendo que eso no pasaría.

Luego de esto un leve silencio se generó a medida que él aumentó su bombeo dentro mío y  dijo:

-No aguanto más te voy a largar la leche

-Dale

Y sus gritos de placer me asombraron pero sentir como palpitaba su pija me dio tal placer que me recosté y mi amigo ocasional se tiró encima de mí acabando por algo más de un minuto, pensé que saldría enseguida, pero se quedó dentro gozando mientras me besaba el cuello.

-No dudes que voy a volver. Me susurró al oído

Muy despacio la sacó y sentí ese vacío que genera un miembro de buen tamaño cuando aún un poco erecto deja mi interior; se acostó a mi lado y fui a saborear los últimos jugos que emanaba, al cabo de unos minutos me acarició la cabeza y me dijo que se tenía que ir. Mientras se cambiaba me aseguró que volvería, que nadie lo había tratado como yo, apenas charlamos un poco más lo acompañé hasta la puerta y lo despedí.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies