Relato porno Su primera vez en un cine porno. xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.30 / 5 (33 votos)

Su primera vez en un cine porno.

Categoría: Primera Vez Comentarios: 0 Visto: 3261 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 04/12/2017, por: Anonimo

¿Prefieres porno de calidad antes de leer? CLICK AQUI

Mi ex-novia era y es una morena de cabello negro y rizado, de senos medianitos, pero con un culazo espectacular, y un cuerpo verdaderamente delicioso.

Cuando la conocí, su culo me provoco una deseo casi incontrolable, por tenerlo penetrado y no volverme a salir de este. Y es que tiene unas caderas en forma de corazón, y tiene unas nalgotas redondas y bien firmes, las cuales son sostenidas por unas piernotas musculares. Además su curvas se continúan en una cintura breve y en una hermosa y pequeña espalda.  Su carita es la de una muñequita de chocolate, que se antoja salpicar de semen, mientras te mira con sus preciosos ojitos oscuros.

Una vez que comencé a tener el más delicioso y salvaje sexo con ella, me di cuenta que se excitaba cuando fantasiaba con ella que otro hombre nos observaba mientras nosotros cogíamos.

Al fin de cuentas la convencí de llevarla a un cine porno, para conseguir un cabrón que nos acompañara al hotel a vernos coger. Pero la verdad mis intenciones eran regalar sus deliciosas carnes al primer afortunado que se la quisiera atravesar.

Y así paso, fue muy fácil conseguir un cabrón que disfruto de una excitante masturbada con la manita puñetera de mi noviecita, y frente a todo el que estaba cerca, y luego ya en un hotel tuvo el placer de disfrutar la boquita mamadora de mi morena de fuego, su vagina jugosa y calientita, y por supuesto termino eyaculando en su ardiente anito, mientras le daba las embestidas más fuertes que podía, y mientras ella le exprimía la verga con sabrosisimos apretones anales.

Pero aunque esta fue la primera vez que ella entro a un cine porno, y la primera vez que un desconocido se la culeaba, fue posteriormente  cuando se la ensartaron en ese mismo cine porno.

Y esto paso la segunda vez que la lleve a este lugar, y fue tan excitante su breve y débil resistencia ante las puertas de este sitio, porque me hizo sentir poderoso cuando le dije en tono firme; “como chingados que no”. Y es que entonces me obedeció sumisa, por lo cual comprendí que yo era su amo y ella era mi putita, la cual le entregaría sus agujeros a quienes yo quisiera y donde yo quisiera.

Y así fue, porque nos recibió el acomodador y nos condujo a la mitad de una hilera de asientos, y luego dejo un lugar vacío junto a ella y se sentó en lugar siguiente. Por lo tanto, decidí decirle que se sentara junto a ella y que le tocara las piernas, lo cual hizo inmediatamente, pero se empezaron a acercar muchos curiosos, y yo le dije que si se la quería coger fuera con condón y en un lugar donde solo el pudiera disfrutar a mi nalgona.

Entonces nos levantamos y nos llevo a la sala de proyección, en donde fue super-excitante para mi ver como se culeaban a mi nalgona. Y también ella misma me dijo; que nunca se había excitado tanto. Porque además el desconocido en turno, era dueño de una vergota de unos 25 cm (yo la tengo de 18 cm), exageradamente gruesa (y lo digo yo que la tengo gruesa), y con una cabezota enorme (y lo digo yo que la tengo cabezona).  Cuando comenzó a penetrar el ano y apretar las nalgotas de mi morenaza, le dio las embestidas más bestiales que yo jamas he visto en alguna película porno o en la vida, él la tenía empinada y enculada, y ella se recargaba en mi pecho mordíendolo y apretandome los brazos, mientras gimoteaba por el tremendo castigo a la que yo mismo la estaba exponiendo. Su matador tenía un vigor impresionante, y la sodomizo por espacio de una hora, poniéndola empinada, empinada e inclinada poniendo las manos en el suelo, clavada contra mi pecho, clavada contra la pared, manoseado morbosamente todo el cuerpazo de mi diosa, metiendo sus dedos en su boquita para que ella los chupara mientras la culeaba, y lo que excito bastante fue que no le dejo parte de su cuerpecito que no apestara a cigarro (nosotros no fumamos), debido a que la recorrió y la gozo completamente.

Por ultimo el se sentó y la hizo que se diera unos sentonzotes en su vergota, y fue entonces cuando ella nos dejo impactados, puesto que comenzo a darse los más morbosos y lentos sentones en el miembrote que al inicio la hizo sufrir, y mientras se los daba volteó a mirarnos a ambos de la manera más descarada y nos sonrío con la sonrisa más coqueta y perversa que yo jamas me imagine que era capaz de brindar. Entonces incluso el perverso y amalado acomodador, voleo a verme sorprendido por la descarada, perversa, y putísima acción de mi nalgona. Y sobre todo por esa expresión en la cara de mi putaza, la cual se los digo sinceramente, no se la he visto a ninguna actriz porno, ni a ninguna otra mujer con la que he estado.

Después de esta morbosa y ardiente acción de mi morenaza de fuego, el desconocido se paro, le saco la vergota del culo, y la puso a masturbarlo, hasta la manita puñetera de mi noviecita le saco hasta la ultima gota le semen, en medio de los gemido de placer, más animalescos que he escuchado.

Por supuesto que este desconocido se volvío un conocido para la panocha y el culo de mi nalgona, pues ambos tuvieron el placer de volver a cogerse y la oportunidad de provocarse ambos unos orgasmos impresionantes.

Y por supuesto que mi deliciosa hembra le dio placer a más desconocidos con su suculentas carnes y con sus sabrosisimo agujero anal.

Con el tiempo nos separamos, pero la verdad nunca me olvido de dedicarle una puñeta a esta impresionante puta, y estoy seguro que ninguno de los que tuvieron l fortuna de disfrutarla, tampoco se olvida de ese apretado y ardiente ano, que estaba coronado con unas impactantes nalgas.

Fin.

 

 

 

 

¿Estas cachond@ despues de leer el relato y quieres porno? CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR