Relato porno Soy un puton xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.28 / 5 (18 votos)

Soy un puton

Categoría: Sexo Anal Comentarios: 1 Visto: 6862 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 07/11/2013, por: admin

¿Prefieres porno de calidad antes de leer? CLICK AQUI

El día viernes, Paty me llamó temprano y me avisó que no podría ir a mi casa, por lo cual esperé a que llegara Miguel, y me la pasé todo el día con el. El sábado volvimos a salir, fuimos al cine, a dar una vuelta, en fin, fue algo muy padre, la verdad recuerdo que me la pasé muy bien, aunque no tuvimos sexo, pues mi regla acababa de llegar ese día, pero aun así nos la pasamos muy padre. Me fue a dejar a mi casa y nos despedimos, quedando el de ir por mi a la escuela el día lunes, ya que el domingo no nos podríamos ver.

El día domingo, Paty y yo decidimos ir al cine, compramos nuestros boletos y antes de entrar, nos encontramos con Lety y Julio, quienes también iban a hacer lo mismo, por lo cual entramos los cuatro juntos. Las tres amigas quedamos juntas y Julio al lado de su novia Lety. Disfrutamos la película y saliendo fuimos igual los cuatro a comer unas hamburguesas. Entre risas y plática, se nos fue el tiempo, y como ya empezaba a oscurecer, nos fuimos, dirigiéndonos todos a dejar primero a Lety. Cuando nos despedimos de ella, emprendimos el camino hacia mi casa.

Íbamos caminando y platicando, y salió el tema de que al otro día entrábamos a la escuela ya, que por que no hacíamos algo mas, que aun no era tan tarde. Yo dudaba que me dejaran a mí, pero decidí hacer el intento con mi mamá, tomando como pretexto que en casa de Paty había una pequeña reunión, a la cual ella tenía que llegar, pues era con motivo del cumpleaños de uno de sus tíos.

Después de insistirle un poco y arreglar mis cosas para el día siguiente, mi mamá me dio su consentimiento, diciéndome que solo un rato y que me quería a medianoche a mas tardar en la casa.

Nos fuimos a casa de Paty y saludamos a todos los ahí presentes, quienes ya estaban muy animados festejando, con alcohol y baile.

Estábamos sentados en un sillón platicando sobre varias cosas, y como casi siempre, llevando la charla al lado sexual, recordando sobre todo Julio y yo nuestro primer trío, lo cual tratábamos de hacerlo en clave, aunque Paty muy sabía de lo que hablábamos, y así mismo, Paty y yo hacíamos referencia hacia nuestras primeras caricias entre nosotras, algo que despertaba la curiosidad en Julio, pero le ganaba la incredulidad y nos retaba a besarnos, a lo que le respondíamos que estaba loco si pensaba que lo íbamos a hacer ahí delante de todos.

Sin mucho esfuerzo nos convenció de besarnos delante de el, y para hacerlo, Paty se levantó y nos dirigimos hacia su recámara, apenas íbamos a entrar, cuando su tía nos vio y nos dijo que no hiciéramos mucho ruido, pues estaban sus primos pequeños dormidos ahí, la desilusión hizo presa de los tres, la cual desapareció en seguida cuando Paty le dijo a su tía que queríamos entrar a ver tele, a lo cual ella nos dijo que con confianza lo podíamos hacer en su casa, la cual estaba apenas a dos casas de distancia de la de mi amiga. Nos dio las llaves y nos dirigimos hacia allá.

Atravesamos el pequeño patio que estaba a la entrada, entramos y pasamos el comedor, para enseguida llegar a la pequeña sala que tenía. Ahí Julio se sentó y cada una hicimos lo mismo a su lado e inmediatamente nos insistió con lo del beso, y después de hacerlo sufrir y desesperar un poco, nos levantamos y nos entregamos a ese delicioso juego de nuestras lenguas delante de Julio, quien quedó pasmado y al querer decirnos algo, solo tartamudeaba unas palabras, las cuales, Paty calló con un beso hacia el. Cuando terminó ese beso, intentó decir algo nuevamente, pero ahora fui yo quien lo calló en seguida.

oigan… yo yo… es.. es.. esto.. Le.. Lety. Intentaba hablar

ya sabes que no, no le diré nada, y Paty tampoco, cierto amiga?

Por supuesto que no chiquito, contestó Paty al tiempo que lo volvía a besar

Julio me daba la espalda casi por completo, y solo atiné a pasar mi mano y sobar mi pierna, llegando hasta su ingle y rozando sus testículos con ella, mientras el empezaba a sobarle los pechos a Paty por encima de su blusa. Fueron unos segundos y después cambió de posición volteándose a mi, yo no quité mi mano de donde la tenía y con su movimiento, empecé a acariciar su paquete directamente por encima del pantalón, mientras el me acariciaba los senos.

Varias veces cambió de posición, y en una de esas que estaba conmigo, intentó meter su mano en medio de mis piernas, a lo cual reaccioné cerrándolas, y aprovechando que besaba mi cuello, le dije que no podía, que estaba en mis días, no dijo nada y siguió besándome mientras subía su mano para volver a acariciar mis pechos. Paty aprovechó esos momentos para echar un vistazo hacia el patio.

Al regresar Paty, Julio dejó de besarme y volteó a verla, estaba parada enfrente de nosotros, la jaló tomándola de las manos y ella se sentó en sus piernas frente a el, en seguida le levantó la blusa junto con su bra y quedaron sus pechos al aire, los cuales empezó a acariciar y a besar. Yo me puse de rodillas a un lado de Julio y alcancé la boca de mi amiga con la mía y empezamos a besarnos, mientras el seguía comiéndole las tetas. Estaba muy excitada yo, pero también tenía ese sentimiento de frustración por tener mi período.

Paty descubrió mis pechos, subiendo también mi blusa y mi bra y me los comenzó a acariciar, y al estar muy cerca de Julio, el aprovechó para alternarse y besarnos las tetas a las dos. Fueron minutos que duramos en ese juego los tres, estábamos muy excitados, nuestras respiraciones se escuchaban de lo agitadas que eran. Mientras Julio besaba y mordía mis pechos, Paty aprovechó y se bajó de el, quedando de rodillas en el suelo en medio de sus piernas y le desabrochó el pantalón, ayudada por el. Cuando lo logró, Julio se levantó un poco y bajó en seguida su pantalón y ropa interior hasta sus tobillos, dejando al descubierto su esplendorosa verga, totalmente erecta y dura.

Paty se la empezó a chupar y yo en seguida me acomodé a su lado, empezando a besar y chupar sus huevos. Mi amiga sacó esa verga de su boca y entre las dos comenzamos a recorrerla con nuestras lenguas, las cuales se llegaban a encontrar, y así mismo, nos acariciábamos también entre nosotras.

Julio estaba muy excitado, comenzaba a jadear fuertemente, y no tardó mucho en empezar a venirse en mi boca, la cual estaba en esos momentos cubriendo su verga, me quedé quieta recibiendo esos chorros de semen y sintiendo sus contracciones en mis labios. Cuando terminó de salir su leche, me aparté de el y Paty en seguida buscó mi boca. Nos dimos un largo beso, jugando con nuestras lenguas, intercambiando nuestra saliva y compartiendo la leche de Julio, el cual seguía jadeando un poco.

Paty se abalanzó nuevamente sobre la verga de Julio, que ya estaba flácida, mientras yo metía mis manos y buscaba desabrochar su pantalón, cuando lo logré, lo bajé junto con su panty. No lo pensé y me puse detrás de ella, comencé a pasar mi lengua por su vagina y sentí sus jugos, ese sabor un poco salado, no me desagradó y seguí lamiendo, arrancándole grandes jadeos en seguida. Dirigí mi lengua a su clítoris y comencé a meterle dos dedos. Ella jadeaba con más fuerza y movía sus caderas, indicándome que estaba disfrutando demasiado. Yo me encontraba súper caliente también por toda la situación, no sabía que pasaba delante de mi, yo estaba en mi tarea, hasta que fui interrumpida debido a que Paty se levantó un poco, por lo cual dejé de acariciarle con mi lengua, pero seguía haciéndolo con mis dedos.

Julio se puso detrás de Paty, quien seguía jadeando con fuerza, me hice a un lado y al tomar su posición el, solo atiné a inclinarme y pasar mi lengua dos o tres veces por esa verga que nuevamente estaba parada en su totalidad, con la cabeza apunto de estallar de tan hinchada que se encontraba. Cuando me volví a incorporar, Paty estaba con su cabeza clavada en el sillón, pidiéndole a Julio entre gemidos que se la metiera ya, este la tomó por las caderas, y yo tomé su verga y la dirigí a la panocha de mi amiga, cuando la acomodé y apenas la sintió Paty, empujó sus caderas hacia atrás clavándose por completo ese miembro hermoso. Besé a Julio y comencé a acariciarle las nalgas a Paty, mientras el acariciaba mis tetas.

Me quedé unos momentos ahí, viendo como era cogida Paty, la verga de Julio se mostraba ante mi y en seguida desaparecía en el cuerpo de mi amiga, quien no paraba de gemir y gritar lo rico que estaba sintiendo.

ahhhhhhh!!!!!!!!!!!! Asiii!!!!!!!!!!!! Que rico!!!!!!!!!!! Ahh!!!!!!!!!!! No pares!!!!!!!!!!!!!

Me senté sobre el suelo, recargada en el sillón, a un lado de Paty, quien volteó a verme y con un ademán me hizo entender que quería mi boca, a lo cual me le acerqué y nos fundimos un beso, mientras Julio seguía cogiéndola con fuerza. Ella puso su mano en medio de mis piernas y comenzó a acariciar por encima de mi pantalón, me dejé hacer, a pesar de mi estado, podía sentir sus caricias.

Paty dejó de besarme y clavó su cabeza en el sillón, presionó mas su mano sobre mi entrepierna y comenzó a mover sus caderas con mas fuerza hacia Julio, para enseguida comenzar a sentir su orgasmo en medio de gritos y jadeos, el, impulsado por estas reacciones de Paty, arremetió con mas fuerza contra ella, se podía escuchar el choque de su cuerpo contra las nalgas de Paty, y como si se pusieran de acuerdo, cuando ella fue calmando sus movimientos y sus gritos, el también hizo lo mismo con sus movimientos.

mmmmmmmm te veniste tu también Julio? Le pregunté

ahhhhhhh aun no mmmmmmmm, me contestó, mientras seguía cogiendo a mi amiga con movimientos suaves

ahhhhhhhhh mmmmmmmm aun queda para ti Marlene, me dijo Paty, con la voz entrecortada y la respiración aun muy agitada

mmmmm que mas quisiera, mmmmmmmm pero no puedo

que te la meta ahhhhhhh por atrás, me dijo ella

mmmmmm pero ha de doler

ahhhhhhhh lo hago mmmmmmmm con cuidado Marlene, dijo el

No contesté, simplemente me hinqué al lado de Paty y bajé mi pantalón junto con mi panty, Julio comenzó a acariciarme las nalgas y en seguida pasó su dedo por mi culito, lo acarició un poco y en seguida lo empezó a meter, sentí una sensación muy rara y un poco de dolor, para en seguida sentir placer. Cuando mi orificio se acostumbró a esa presencia, comencé a mover mis caderas suavemente. Después de unos momentos, vino otro dedo más, otra vez un poco de dolor y en seguida ese placer nuevamente seguido por el movimiento de caderas. Julio ya no cogía a Paty, se besaban, mientras el metía sus dedos en mi ano y ella acariciaba mi espalda. Vino otro dedo mas, no fue mucho el dolor, pero si el placer, yo ya jadeaba.

Pasaron unos minutos y mi excitación era enorme, movía mis caderas con mi cabeza clavada en el sillón, hasta que ya no aguanté más.

yaaaaa!!!!!!!!! Mmmmmmmmm ahhhhhhhh!!!!!!!!! Métemela ya Julio

Sacó sus dedos y se puso detrás de mi, sentí las manos suaves de Paty acariciar mis nalgas y después abrírmelas un poco, para en seguida sentir la punta de esa verga en mi culo. Empezó a presionar un poco y sentí como mi culito se empezaba a abrir causándome mucho dolor y provocando que me quejara. Me la sacó Julio y Paty se puso a un lado de mí.

aguanta chiquita, me dijo mientras rozaba mis labios

Volvió a meter la punta Julio y nuevamente me quejé, pero ahora no la sacó, se quedó ahí quieto, mientras Paty me besaba.

aggghhhhh sigue despacio aghhhhh, le dije a Julio

Empujó un poco mas y volví a quejarme, era mucho el dolor que sentía. Intentó sacarla, pero se lo impedí, pues me provocaba aun más dolor.

afffffffhhhhhh mmmmmmfffffffggggg espera mmmmmmggggggfffff espera

Unos segundos y volvió a empujar un poco. Nuevamente la pausa y ese dolor. Cuando mis quejidos cesaron, empujó ahora con un poco mas de fuerza y sentí su cuerpo rozando mis nalgas, indicándome esto que la tenía toda dentro. Sentí mucho dolor y me salieron unas cuantas lágrimas en medio de quejidos. Paty estaba al lado mío acariciando mi cabello.

aguanta chiquita, ya está todo adentro, me decía tiernamente y en medio de roces de sus labios con los míos

Mi culo se iba acostumbrando a esa presencia, el dolor disminuía un poco, mezclándose con placer. Comencé a mover mis caderas muy suavemente, de atrás hacia delante, sintiendo esas sensaciones encontradas. Julio me siguió, me dolía, en verdad me dolía, pero también lo disfrutaba, no podía evitar que mis lágrimas siguieran saliendo, y mis quejidos de dolor se mezclaban con gemidos de placer.

Mi frente estaba empapada de sudor, nuestros movimientos iban siendo un poco más rápidos, sentía ese dolor placentero, ya no lastimaba, la excitación era demasiada otra vez. Tenía mi cabeza clavada en el sillón y en ocasiones la levantaba para besar a Paty y después clavarla nuevamente y seguir gimiendo. Que rico sentía ese ir y venir, las lágrimas ya habían desaparecido, pero volvieron a llegar cuando Julio aceleró el ritmo de sus embestidas, regresando el dolor, pero sin desaparecer el placer.

ahhhhgggggggggg cabron!!!!!!!!!!!!!!!!! Me duele mmmmmmmmgggggffffffff aggggggghhhhhhhhh, comencé a gritar

ya viene!!!!!!!!! Ahhhhhhhhh ya viene!!!!!!!!!!! Solo obtuve como respuesta de el

Sentí mi culo llenarse por su líquido caliente con toda su verga dentro de mi, algo que acrecentó mi excitación, y provocándome que ahora yo me moviera hacia el, sin importarme el dolor ya.

ahhhhhhhggggggg asi!!!!!!!!!!!!! Aggggghhhhhhhhhh asi cabron!!!!!!!!!!!!!!!!! Ahhhhggggggggg que rico!!!!!!!!!!!!!! Aggggghhhhhhhhhhh

No se en que momento de su orgasmo vino el mío, mi cuerpo se empezó a contraer, apretando aun mas su verga dentro de mi, fue algo delicioso, toda una descarga de placer. En medio de ese clímax volví a clavar mi cabeza en el sillón, y aun así mis gritos no se acallaron mucho. Al terminar y volver a cobrar conciencia, pude sentir su verga saliendo de mi culo, y su leche escurrir por este. Me quedé todavía unos momentos así, mientras el se sentaba a un lado de mi cabeza. Paty acariciaba tiernamente mi espalda y yo comenzaba con mis manos a secar el sudor de mi rostro, que se había mezclado con mis lágrimas que nuevamente habían salido.

Ya más relajada, le pedí un trapo a Paty para limpiar la sangre de mi regla que había caído en el piso. Se levantó y acomodó su ropa, y fue a buscar lo que le pedí, mientras Julio también acomodaba su ropa y yo esperaba en la misma posición. Regresó Paty con el trapo y papel para mí, mientras yo me limpiaba, ella limpió el piso. Me levanté un poco adolorida de las piernas por tanto tiempo en la misma posición y me dirigí al baño a terminar de limpiarme. Me miré al espejo mientras limpiaba un poco mi adolorido culito.

solo esta te faltaba, que puta eres Marlene, y agaché un poco la cabeza

QUE PUTA SOY, es cierto, pero me encanta

Al salir, me senté con un poco de trabajo en el sillón junto a ellos, y ya más relajados, hicimos intercambio de comentarios, lo excitante que había sido para Julio el estar con dos mujeres a la vez y vernos interactuar entre nosotras, la pérdida de mi virginidad anal.

eso dolió cabrón, jajajaja, le decía a Julio mientras hacía el ademán de sobarme

pero estuvo muy rico, o no

eso si

Pasaron unos minutos y Julio fue al baño.

has pensado en algo Paty?

En que amiga

Que somos unas putas

Mmmmmm, tu también lo has pensado?

Si, le contesté

Guardó silencio un poco y le dije

Ve. en un mes y medio, ya hasta perdí la cuenta cuantos nos han cogido, ya hicimos tríos, ya nos estrenaron el culo

si, ya lo había pensado, somos unas auténticas golfas

si… pero es que es tan rica la verga… jajajaja

jajajaja, eso si

No teníamos remordimientos alguno, tal vez era lo peor, teníamos conciencia de lo que nos habíamos convertido, pero nos encantaba.

Cuando llegó Julio, nos dimos Paty y yo un largo beso, sabiendo que después no lo podríamos hacer. Salimos de ahí y como ya eran casi las 12 de la noche, ya ni entramos a casa de Paty. Julio me acompañó a mi casa y al despedirnos, nos besamos, me acarició las nalgas, y entre risas, hizo como que me sobaba y me pidió perdón, prometiéndome que la próxima vez sería mas cuidadoso, claro, también entre bromas, entre a mi casa y después de darme un baño y tener otro orgasmo yo sola me fui a acostar, con ese pensamiento en la cabeza.

QUE PUTA SOY, pero no lo puedo evitar… ni quiero hacerlo

¿Estas cachond@ despues de leer el relato y quieres porno? CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR