Relato porno Morbo xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

2.74 / 5 (19 votos)

Morbo

Categoría: Fantasias Comentarios: 0 Visto: 3615 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 31/10/2016, por: Anonimo

¿Prefieres porno de calidad antes de leer? CLICK AQUI

Amanda llegó del trabajo antes de tiempo y al entrar en casa oyó unos gemidos que procedían del dormitorio principal, con mucho cuidado de no hacer ruido y pensando en lo peor que su marido estuviese con una chica en su propia casa y más aún en su propia cama, sigilosamente abrió la puerta del dormitorio y se encontró una sorpresa monumental a su marido con 5 tíos ¡¡¡¡¡¡, todos le daban polla por todas partes boca culo los masturbaba en fin una escena que la dejó perpleja y aguantando el gritar se dedicó a mirar detenidamente, lo que empezó a ser tremendamente duro para ella se fue convirtiendo en algo que nunca imaginaria, le empezaba a gustar y notó como su cuerpo le pedía acercarse y participar pero no lo hizo siguió mirando a la vez que empezaba a acariciarse los pechos pellizcándoselos cada vez con más fuerza y notando como se humedecía su vagina, empezó a acariciarse el clítoris lentamente produciéndole un gran placer cada vez que alguno de los tíos se corrían en la boca o culo de su marido estuvo allí mucho tiempo hasta que ya no podía mas, se fue al baño y se masturbó teniendo una de sus mejores corridas que ella se acordarse. se ducho en silencio y vistiéndose se fué a la calle iba como sonámbula y pensando en que hacer, como decírselo a su marido que lo había visto y que además le había gustado hasta el punto que se masturbó viéndolo, sin saber cómo sus pies la llevaron a la puerta de un sex shop y sin pensarlo dos veces entró en el mismo y compró un arnés con una gran polla de silicona, lo guardó bien en su bolso y fué a tomarse una copa a un bar cercano a casa, allí se encontró a Ferran un vecino que hacía tiempo no dejaba de mirarla y cada vez que coincidían el parecía comérsela con los ojos y como es natural ese día fué aún más fuerte su mirada hacia ella en especial a sus tetas que tras la experiencia vivida saltaba a la vista los pezones erectos aun a través de la camiseta que llevaba, esta vez el fué más lejos y le dijo que se sentara en la mesa con él porque así no estaban los dos solos cada uno en una mesa a lo que ella accedió sin pensar en nada ya que aún tenía en su cabeza lo que había presenciado entonces Ferran le dijo que si le pasaba algo que la veía despistada y ausente ella contestó que no le pasaba nada simplemente que estaba cansada y que tenía ganas de regresar a casa ducharse y ponerse el pijama para descansar contestándole el que era una pena que una vez que habían coincidido fuera tan corta su compañía y se atrevió más diciéndole que su mujer estaba fuera y que no regresaría hasta el día siguiente y que desafortunadamente esa noche dormiría solo diciéndole ella … porque tú quieres ¡¡¡¡ porque seguro que tendrás muchas amigas que podrían acompañarte, entonces él se atrevió a más y le dijo tú no eres mi amiga?? No puedes ser tú la que me acompañe? ella tembló con la propuesta y pensó para ella… y porque no?? Despues de lo visto hoy no sería tan malo acompañar al vecino a su casa pero pese a eso le dijo que no que ella era una mujer casada y que no estaba bien lo que le había propuesto. Se terminaron de beber la copa y se despidieron hasta otro día que se vieran como siempre en su edificio el insistió que lo pensara que lo pasarían bien tomando una penúltima copa en su casa a lo que ella volvió a decir….  no gracias¡¡¡. salió del local a la vez que el entrando los dos en el edificio, se subieron al ascensor y el seguía mirando sus tetas que estaban realmente apetecibles, paró el ascensor en la planta del vecino y este se despidió como siempre con un beso pero fué muy muy atrevido y se lo dio en los labios saliendo rápidamente del ascensor temiendo alguna reacción negativa de ella y se encaminó a su apartamento abrió la puerta y penetró en él y cuando fué a cerrar la puerta a sus espaldas notó como esta no cerró bien y se giró para ver que había pasado sus ojos parecía que se salían de las orbitas ella no había dejado que la puerta se cerrara entrando en la estancia y cerrando con rapidez diciendo lo he pensado mejor tomemos no esa penúltima copa y se dirigió al sofá sentándose y ordenándole a él …. Vamos que pasa con esa copa ¡ él estaba supe nervioso y sirvió las dos copas que se convirtieron en algunas más ella cada vez estaba más desinhibida quitándose los zapatos arrojándolos al fondo del salón, el calor empezaba a hacer estragos en ella y el que pareció darse cuenta le dijo porque no te pones cómoda ?? ella contestó con un  tengo que llamar por teléfono desde un número desconocido y él le ofreció su móvil para que lo hiciera, ella llamo a su marido para decirle que se quedaba en casa de una amiga que se encontraba mal y que lo vería por la mañana aun no había terminado de hablar cuando Ferran le tocaba los muslos descaradamente a lo que ella simplemente opto por abrir las piernas para dejarlo hacer se desnudaron besándose bajando ella poco a poco por el cuerpo del chico hasta llegar a su polla que engulló con ansias no se sabe si por el alcohol o por vengarse de lo que había visto hacer a su marido Ferran la tomo en brazos y la llevó a la cama mirándola fijamente maravillado por el cuerpo de Amanda una vez en la cama empezó a acariciar cada parte del cuerpo de ella parándose en el coño húmedo de la chica dedicándole una especial atención al clítoris mordiéndolo con delicadeza al principio y luego con una excitación salvaje haciendo que ella se corriera varias veces en su boca pasando a hacer un 69 esplendido que los hizo vibrar de placer, ella no podía mas y como una vulgar putilla le pidió con vehemencia que la follara y no se hizo esperar la penetró salvajemente hasta incluso hacerle daño que rápidamente se convirtió en un placer fabuloso fueron horas de gozo entre los dos y él le pidió que lo dejara sodomizarla a lo que ella dijo que no pues era virgen aun del ano pero era más el deseo y la lujuria que cualquier otro pensamiento así que poniéndose a 4 patas dejó que el hiciera lo que le había pedido, no lo pensó y acercando su polla al ano fue penetrándola poco a poco hasta conseguir que una vez lubricado con sus propios jugos la penetración fuese completa y así estuvieron hasta el amanecer gozando los dos como nunca y quedando en que esto habría que repetirlo y acordándonos de la compra de ella de los arneses os lo contaré en un nuevo relato.

¿Estas cachond@ despues de leer el relato y quieres porno? CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR