Relato porno Mi primera vez con mi amigo xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.45 / 5 (42 votos)

Mi primera vez con mi amigo

Categoría: Gay Comentarios: 0 Visto: 7177 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 01/06/2016, por: Anonimo

¿Prefieres porno de calidad antes de leer? CLICK AQUI

Mi primera vez con mi amigo

 

Quiero contarles como fue la primera vez que alguien me la metió por el culo a mis 42 años, soy de Xalapa, Veracruz.

 

No soy gay en verdad, las mujeres me gustan y estoy casado con Sandra una esposa muy linda y hogareña, pero siempre me atrajo la idea de que me penetre una buena verga…

 

Resulta que tengo un amigo que tiene 43 años.

 

 

Un día mientras estábamos con otros amigos, nos quedamos hablando solos sobre un montón de temas y me saco el tema de sexo entre hombres.

 

Le empecé a pregunte si se había cogido algún chico y cómo había sido, esas cosas que me daban curiosidad…

 

Pero mi amigo termino dándose cuenta de mis intenciones y me pregunto si yo quería que me dieran por atrás…

 

Yo le dije que en realidad quería probar, nada más, entonces me dijo que cuando yo quisiera le avisara y el estrenaba mi culo…

 

Así paso el tiempo, hasta que un día me dijo mi mujer que se iba a la ciudad que queda muy cerca de la nuestra para ir a comprar cosas para la casa y que se iba a quedar en casa de sus padres, no solo la tarde, sino hasta el otro día.

 

Lo pensé y lo pensé, yo me iba a quedar solo todo el día…y al final me vencieron las ganas y la curiosidad, aunque creo que era más morbo, jajaja.

 

Llame a mi amigo le dije que estaba solo todo el fin de semana y me dijo que el salía temprano del trabajo para venir a mi casa.

 

Me quede helado después de hablarle, no creía lo que había hecho, pero ya estaba decidido.

 

En una hora ya estaba en mi casa mi amigo, era medio panzoncito, pero poco, medio moreno y con mucho pelo en las piernas y yo, más bajito que él y más flaco…

 

Cuando llego no sabía ni que decirle.

Me pregunto si quería que vayamos a su casa o en la mía, le dije que mejor en mi casa que estaba solo y así yo estaba más tranquilo.

 

Mi amigo ya traía unas cervezas que rápidamente me invito, empezamos a tomar viendo una peli que de inmediato nos excito mucho.

 

Mi amigo me dijo que me sacara todo menos el boxer mientras él preparaba la cama… yo me saque la ropa y me quede en boxer y él hizo lo mismo. Ahí fue cuando empezó todo.

 

Se me acerco y me dijo que no me ponga nervioso, que me iba a gustar mucho y me empezó a tocar el culo y me empezó a calentar, así acaríciame las nalgas ouuch, le dije que siguiera y entonces paso su mano debajo del boxer para quitármelo y seguir tocándome las nalgas.

 

Como estábamos frente a frente note que él tenía un bulto interesante, así que no tuve otra idea que empezar a tocárselo para que se le pusiera dura.

 

 

 

Así estuvimos hasta que los dos la tuvimos más dura. Entonces me dijo que me subiera a la cama y me pusiera en cuatro. Me subí y él se puso atrás de mí, me siguió acariciando las nalgas y me paso la lengua en mi hoyito y sentí rico mi culito se frunció cerrándose por segundos solo para disfrutar su lengua y siguió lamiendome.

 

Entonces me pasó la cabeza de su verga por la raya y la sentí bien caliente, eso como que me hizo sentir mucho morbo o algo así.

 

Él agarró y me puso una crema que había traído y también se puso un poco en su pene.

 

Ahí empezó a metérmela despacito y me iba preguntando como la sentía.

 

Yo le decía que bien. Entonces siguió metiéndomela poco a poco hasta que me dijo que estaba entrando toda.

 

Yo sentía que se me llenaba el culo pero no me dolía, lo sentía abierto, ancho y sentía como resbalaba su verga llenando mi culo.

 

Entonces el choco su cadera conmigo y sus huevos rosaron la entrada de mi culo y supe que ya la tenía toda adentro…

 

Mi amigo se acomodó para estar más firme y empezó a moverse despacito sin sacarla para que sintiera su pene moverse dentro de  mi…

 

Yo sentía un calor que nunca había sentido. Ahí mi ano se empezó a dilatar y mi amigo dijo que me empezaba a coger.

 

Entonces empezó a moverse de golpe mucho más fuerte y más rápido, me agarró de la cadera y me sujetaba bien fuerte para que me metiera toda su verga. Me dijo que me tocara yo también pero apenas podía mantenerme en cuatro así que él me empezó a masturbar… sentía doble placer y su pene lo sentía rico entrando en mi culo.

 

En un momento me la saco y me puso más crema y me dijo que me acostara, solo que con un almohada debajo de la panza.

 

Cuando me acosté, él se tiro encima de mí y me penetró así acostado.

 

Costó un poco más entrar, pero me acomodo bien y me abrió las nalgas para sentir solo la entrada de mi culito y me entro toda.

 

Me cogía como si no hubiera cogido a nadie en un año! Me agarraba fuerte de la cintura como si yo fuera una nena y me la dejaba ir toda, me la sacaba y me la metia con fuerza, por fin yo tenia a un macho entre mis nalgas y su verga dentro de mi culo, sin darme cuenta, en una cuantas embestidas que me dio empecé a gemir. Me sentía toda una nena, me sentía una hembra bien ensartada y  no quería que me la saque del culo.

 

Cuando podía se acomodaba mejor y me seguía dando, moviéndose a un ritmo fuerte pero parejo.

 

Cuando pensé que se estaba cansando, se levanto y se sentó en la cama y me dijo que me siente encima de su verga.

 

Esa fue otra sensación riquísima! ahí pude ver bien que tan grande la tenia.

 

Era una verga gorda y larga, después me dijo que era de 17cm.

 

No podía creer que me la metió toda y encima me gusto…

 

Cuando me senté encima de su verga, sentí que de verdad entraba toda, mi peso hacia que su verga se metiera más adentro. Y ahí, sentado encima de él, empecé a moverme como en círculos y después él me daba de abajo hacia arriba, eso me hacía sentir como entraba su verga dentro de mi culo, resbalaba tan rico que me hacia gemir, me hacia pujar y dar pequeños gritos de placer, me sentía la hembra que siempre quise ser…

 

Así estuvimos otro rato hasta que me dijo que me arrodillara en la cama y me empinara, así le quedaba mi culo bien abierto.  Y me penetro sin compasión, así arrodillado  el se podía mover con más fuerza y me daba con todo.

 

Me sentía una hembra y me gustaba haaaayyy que rico papi, que culiada me estás dando cabrooon haaayy no me la saques, métemela toda puto, dame verga ooouch métemela papi, métemela toda, haaayy soy tu puta papi, soy tu vieja que rica verga tienes cabron…

 

Me cogió por un buen rato y  me gustaba mucho. Me gustaba tanto que yo había acabado como dos veces. Ahí fue cuando me pregunto si yo se la iba a chupar.

 

Le dije que siii, pero antes quería disfrutarla en mi culo quería que me siguiera haciendo su hembra.

 

Me respondió que quería que se la chupara, así que se empezó a mover mucho más rápido y me estuvo  dando con todo, nuestros cuerpos chocaban y se oía fuerte el golpeteo  de su cuerpo con mis nalgas, se aferro más fuerte a mi cintura y me dio más fuerte hasta que se vino adentro de mí.

 

Sentí unos chorros de leche y llenaban el interior de mi culo, liquido muy caliente.

 

Me ensartaba con cada espasmo de semen que le salía y sentía toda su verga meterse dentro de mí. Hasta que se le empezó a bajar la verga y me la saco y un montón de leche me caía entre las piernas saliendo de mi ano.

 

Yo estaba exhausto y mi amigo más todavía. Se la mame así como estaba recién salida de mi culo y no me importo, me supo bien rica con el sabor de mi culo y su leche de macho.

 

Mi amigo estuvo como dos horas y media cogiéndome en un montón de posiciones, estuve recibiendo esa verga grande y gorda en mi culito, lo más rico fue cuando puso mis piernas en sus hombros y me la dejo ir toda salía y entraba haciéndome pujar como mujer, ahí fue cuando recordé que en esa misma posición me cogía a mi esposa y la hacía gemir y gritar.

 

Me siguió culiando de lo más rico y me decía; te gusta mi verga puto?

Querías verga verdad putito mío?

Pues ya eres mía putita, tu culo me pertenece.

De hoy en adelante eres mi hembra eres mi puta y yo tu macho.

 

Y siguió cogiéndome, me ensartaba como loco, estábamos escurriendo de sudor, nuestros cuerpos resbalaban bien mojados y me decía fuerte; soy tu macho puto, eres mi hembra y te voy coger todos los fines de semana, tu culo es mío y de nadie más y empezó a bufar y gritar ouch ya me vengo oooh, me vengooooo y me lleno nuevamente el culo de mocos, se la mame y se la deje limpia, me dejo un rico sabor y olor a macho en mi boca, en mi cuerpo y olía por toda la habitación.

 

 

 

Estaba tan cansado que me quede totalmente dormido en mi cama y no me di cuenta cuando se fue.

 

Al otro día cuando llego mi esposa me encontró aun en la cama sonriente y feliz sin imaginar que su adorado esposo se lo había cogido su amigo y que había sido una putita y convertida en toda una hembra desvirgada por mí amigo.

 

Después nos volvimos a encontrar mi amigo y yo y desde entonces los fines de semana me convierto en la putita de mi amigo.

 

Y desde entonces también soy un esposo más complaciente y caliente con mi esposa.

 

 

 

 

 

¿Estas cachond@ despues de leer el relato y quieres porno? CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR