Relato porno MI AMIGO DEL TRABAJO xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.44 / 5 (57 votos)

MI AMIGO DEL TRABAJO

Categoría: Amigos Comentarios: 0 Visto: 4883 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 27/02/2017, por: Anonimo

¿Prefieres porno de calidad antes de leer? CLICK AQUI

Hola soy Cristi tengo 34 años de edad y hasta hace unos días no conocía mi sexualidad por completo, esta historia comienza un lunes por la mañana, como todos los lunes antes de ir a trabajar al call center uno de los lugares más estresantes y monótonos que puede existir me dispuse a tomar un baño con agua caliente para des estresar mi cuerpo como siempre me talle mi vagina muy lenta y suavemente poniendo principal atención en lavar entre los labios en donde la espuma se acumulaba y el orina salía por pocos con el afán de que cualquier mal olor saliera tome mi rasuradora algo usada pero logra hacer su trabajo con toda delicadeza rasure mi zona intima para que no quedara vello púbico rasure mis piernas para que lucieran tersas y sexis como siempre mis senos lucían firmes y mis pezones erectos no sé si por el rosar del agua o por mi imaginación que me jugaba una trampa, al salir de la ducha sentí excitación al ver mi cuerpo desnuda pero como el reloj seguía su rumbo y sin detenerse, deprisa me vestí recuerdo que ese día use un sostén negro que acababa de comprar era un conjunto con medias y una tanga con encaje que hacia juego bueno no era ninguna fecha en especial pero ese día por lo menos me quería sentir deseada por los hombres que me vieran recuerdo que vestí con falda color negro que no es por presumir pero hacían marcar mi trasero, se veía limpio sin ninguna línea de ropa interior que se marcara y una blusa color gris con un escote pronunciado que dejaba ver el encaje negro de mi sostén, me pinte los labios con un color cabe algo opaco y con la prisa salí de casa para tomar el bus en el cual terminaría mi maquillaje en el trayecto hacia el trabajo como siempre por mi cuerpo sexy y mi cara hermosa fui acosada por muchos hombres en el bus pero siempre ponía una cara de mal humorada para la discreción aunque por dentro la excitación hacia estragos entre mis piernas al llegar al trabajo como siempre un poco tarde rápidamente llegue al lugar de mi jefe y con un poco de sensualidad evite un regaño bueno de la que me salve, mi día continuo hasta la hora de salida me dispuse a tomar mi bolsa y regresar a casa y terminar así un aburrido día mas cuando uno de mis compañeros de grupo Carlos; un hombre poco atractivo de estatura media muy amable moreno, sus ojos cafés son muy lindos tiene un cuerpo algo torneado porque según lo que me conto asistía a un gimnasio por las noches y por cierto un pliegue muy excitante en el pantalón bueno como de 17 cm.  Al alcanzarme en la puerta me pregunto si tenía algo que hacer por la noche, al principio dude y pensé en mentirle pero luego me arrepentí y pues le dije que estaba libre, me invito a tomar unas cervezas a un bar que queda a unas cuadras de mi trabajo un lugar de buen ambiente y de precio muy económico fuimos y pedimos unas ofertas que incluían dos litros de cerveza cada una luego de que se consumiera la primera pues sentí un poco de calor y empezó a sudar creo que demasiado tanto que se me marco la marca de humedad en mi blusa y dejaba al descubierto casi total mi sostén creo que Carlos lo noto y con un poco de torpeza intento tocar mis senos bueno pues se lo permití yo también lo deseaba en ese momento al notar que no puse mayor resistencia el bajo su mano y empezó a acariciarme las piernas yo me sentía una prostituta a la que le pagaban por sentarse con los hombres pero no puede resistirme y abrí las piernas para que su mano tocara mi vagina húmeda y pegajosa solo sentí que mi tanga se estiro introduciéndose en mi ano el cual estaba húmedo de placer sus dedos tocaron la gloria, bueno yo no podía quedarme sin hacer nada y comencé a besarlo sentí su lengua fría por la cerveza pero con lo dulce de la fresa una de mis manos acariciaba sus brazos fuertes que se perdían entre mis piernas y la otra buscaba el enorme paquete que se marcaba en sus pantalones logre bajar su zipper con mucha precaución de no lastimar ese enorme miembro y metí mi mano sentí que su corazón estaba en sus pantalones era un palpitar fuerte y sus venas marcadas en todo el contorno una cabeza enorme palpitante y muy húmeda todo esto se estaba saliendo de control aunque el lugar estaba oscuro sentí algunas miradas que nos incomodaban pero en ese momento no importaba mucho él me dijo que quería  follarme y yo le respondí muy excitada que estaba bien, salimos del bar casi corriendo mientras me componía mi tanga que casi estaba en mis rodillas mi sostén ya no estaba en mis pechos pero eso no importo mucho  tomamos un taxi hacia su apartamento el camino se hacía eterno pero él seguía acariciando mis nalgas casi al punto de dejar marcas con sus dedos mientras yo besaba sus labios y lo abrazaba llegamos a su apartamento el pago el taxi y rápidamente entramos el cerro y prendió la luz me pregunto si quería tomar algo no deje terminar su frase porque lo bese con pasión mientras le quitaba la camisa besaba su pecho y baje hasta su pantalón el cual seguía desabrochado aprovecho y al bajarlo pude ver ese enorme pene que solo había sentido con las manos era hermoso no dude y cual si fuera un dulce me lo metí a la boca saboreando el jugo lijoso que salía de el mientras movía mi cabeza de atrás hacia delante cambiando de ritmo y juagando con mi lengua el gemía y gritaba de placer recuerdo que me decía chúpalo comételo todo bésame las bolas, con mi lengua recorrí su pene hasta llegar a sus testículos y saborearlos uno por uno, el me levanto con fuerza y mientras me quitaba la blusa y mi sostén lamia mis pezones y los mordía suavemente, era como un bebe alimentándose el masajeaba el otro con tanta pasión que me hacía gemir de placer , llegamos a su cama el me tumbo en ella subió mi falta hasta mi ombligo y moviendo fuertemente mi tanga descubrió mis labios húmedos y un agujero por el cual se podía degustar un líquido lijoso y transparente él no lo pensó mi con su lengua lamia los labios con dedicación buscando el sabor de mi vagina creo que la tanga lo incomodaba y me la quito dándome vuelta empezó a lamer mi ano yo sentía el mayor placer que se puedan imaginar apretaba las nalgas por reacción de placer y el seguía metiendo su lengua, me dijo que levantara el culo me la iba a meter pero le pedí que se pusiera condón, rápidamente saco uno de su billetera se lo puso y me empezó a penetrar por la vagina sentía ese miembro adentro con fuerza intentaba cerrar mi agujero para que el sintiera mayor place y el con más fuerza me cogía se recostó sobre mi espalda agarro mis pechos mí me seguía cogiendo con fuerza pero más despacio yo sentía su peso y su sudor en mi espalda sentía su respiración en mi pelo que placer con vos baja me dijo sutil mente que si quería me cogiera por el ano sin dudarlo le dije que si escupió sobre su pene y sin preguntarme metió su varga en mi culo sentía sus testículos rebotar en mi vagina era el dolor que me causo más placer ya no aguantaba me venía en un momento sentí que se quitó el condón y me penetro con su pene desnudo el ano el ya casi acababa cuando me deje ir me estremecí y también sentí un líquido caliente que llenaba mi culo era tanto que sentía que se me saldría en ese momento; todo termino con un beso de despedida y un día más para disfrutar.

¿Estas cachond@ despues de leer el relato y quieres porno? CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR