Relato porno La cachonda de Elena xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.20 / 5 (10 votos)

La cachonda de Elena

Categoría: Hetero Comentarios: 0 Visto: 8268 veces

Ajustar texto: + -

Publicado el 12/11/2013 por: Anónimo

Se llama Elena y hace ya un tiempo que trabaja como cajera en el autoservicio de comestibles que se encuentra muy cerca de mi casa.- Desde el primer momento que la vi, me gustó muy mucho por que es divina de cara. Su cuerpo no se puede distinguir porque siempre anda cpm su uniforme de trabajo que es muy holgado y no permite apreciar sus bellezas, pero se nota que tiene unas buenas piernas.-
Yo que soy un veterano empe3ce a tratar con mucha amabilidad intentando conseguir su amistad y quizá algo mas que eso Pero ella se mantenía muy seria, aceptaba mis bromas pero siempre habia algo que me hacía notar que ella era una chica muy seria.-

Elenita es una chica que anda por los treinta años y muy eficiente en su trabajo; despues de varios meses de estar trabajando en el autoservicio y como soy el encargado de liquidar los sueldos de ese lugar, ella vino a mi oficina a preguntarme que tramite debia hacer para comenzar a cobrar el prenatal, por que se encontraba embarazada de dos meses.- Grande fue mi sorpresa por cuanto la «chica seria» ya no era tan seria y luego de indicarle los trámites a seguir, pensé que mi oportunidad de tener «algo mas» con ella se estaba acercando.-Segui haciendole bromas y ella las aceptaba, hasta que me entere que aun no cobraba el prenatal.-Le quise averiguar cual era el motivo y me dijo de mala manera que eran demasiados tramites y que ella no necesitaba de esa limosna para seguir viviendo.-

Al recibir esa respuesta me fui alejando y deje de hacerle bromas demostrandomelo que no me habia gustado su contestación; ella seguía buscando mis chanzas, pero yo mantenía la seriedad a pesar de seguir estando caliente y con muchas ganas de cojermela.-
Fueron pasando las semanas y los meses y su pancita se empezó a notar cada vez m´
mas; la verdad que me fascina cojerme a una embarazada y con ella no era la excepción, pero mantuve mi postura y no demostré en ningun momento mi calentura hacia ella.-
Empezó la licencia por maternidad, tuvo un varoncito y cuando volvió a trabajar estaba mas linda que antes.- Todo seguía normal hasta que un día que habia traido a su hijo, ella estaba en un rincon del negocio dandole de comer a su hijito; yo sin saber eso, paso por cerca de donde ella se encontraba con su hijo y me encuentro con tremenda sorpresa; ella con la teta al aire acomodando al nene para que siguiera comiendo; la visión de aquella teta me impacto sobremanera y me propuse hacer lo posible por tener a Elenita en una cama para mi goce.- Al poco tiempo, a ella se le notaba muy triste, una clienta le pregunto que le pasaba y escucho que ella le dice que el padre de su hijo la habia abandonado y que ella estaba ahora en casa de su madre con el chiquito.-
Yo haciendome el desentendido le hago la misma pregunta y ella me dice que tiene un problema familiar, pero que espera muy pronto tener solución; yo aparte de la compra le pido una carga virtual de telefono; me pide que le anote mi numero de telefono, se lo anoto y al lado le coloco «llamame esta tarde»; ella sin decir nada, efectua mi carga virtual, nos saludamos y me voy.-
A la tarde, yo estaba nervioso como chico que va a su primera cita con una piba esperando su llamado, hasta que siendo las cuatro y media suena mi telefono.-
Atiendo y escucho la voz de Elenita que dice: «Roberto, soy Elena, lo estoy llamando por que usted me puso en el papel que lo llamara», y yo le contesto: «hola querida, quiero que nos veamos en algun lado los dos solos, vos ya te imaginaras para que»; a lo que ella me contesta»me imagino que será para hablar de mi problema, que le parece si a las dos de la tarde nos encontramos en xxx y xxx?» y le digo «perfecto, te espero para que hablemos de tu problema jaja».-
Al día siguiente, diez minutos antes de la hora indicada, estaba parado como un soldado en la esquina que ella me indicó; cuando la veo venia me puse muy nervioso, porque yo pensaba que ese sería el dia que me iba a comer a ese bomboncito.-
Venía hermosa, con una blusa bien ajustada que tapaba esas hermosas tetas de las cuales yo habia conocido una, una minifalda turquesa que dejaba ver sus hermosas piernas sin medias y unos zapatos de tacón bien alto, lo que hacía un conjunto precioso.-
Nos saludamos de pico y empezamos a charlar, le dije que tenia ganas de estar a solas con ella desde que la conozco, ella me dijo que se habia dado cuenta, pero no quería que yo pensara que ella era una mujer facil, dado que en ese tiempo andaba con el padre de su hijo y solo a el se entregaba pero que había cambiado mucho su relacion y que el habia dejado de ser el que era, y que consideraba que yo era una persona seria y que ella no quería molestar en mi matrimonio–
Le dije que no iba a molestar en absoluto por que llevabamos muchos años de casados y un pequeño desliz no iba a pertubar nuestra relación y que con ella queria estar unas pocas veces y gozarla lo mas posible sin que ella pensara que entre nosotros iba a surgir un amor.
Me dijo que me agradecia mi forma de expresarme y que esta sería una delas pocas veces que ibamos a estar juntos y despues no habría problemas.- La invite a ir a un hotel que habia cerca de donde estábamos y hacia alli nos dirigimos.-
Entramos a la pieza y la empece a besuquear y a manosear aferradome de esas hermosas tetas que eran mi ilusión; poco a poco la fui desnudando y a medida que iba quedando desnuda, mas se endurecía mi pija: la verdad que era más rica delo que yo me había imaginado; unas tetas hermosas, un culo bien respingón y una conchita muy bien cuidada y con unos pocos peliros adornando su pelvis; era mi sueño a punto de realizarse.-
Ella empezo a sacarme la ropa mientras yo no dejaba mis manos quietas; me saco la camisa y los pantalones dejandome en calzoncillos; ahí con sus manitos me agarro el pedazo y lo empezo a acariciar de arriba a abajo, enseguida me los saque y mi pija dio un salto golpeando contra su pancita.- Le pedi si empezabamos con un buen 69 y ella se tombo en la cama y yo encima de ella y nos empeamos a chupar los dos con ansias desatadas demostrando que los dos nos teniamos ganas, seguimos chupandonos hasta que ella tuvo su primer orgasmo en mi boca, entonces me tragua todos sus ricos juguitos; ella siguio chupando hasta sentir mi lechita mojando su boquita, saco la lengua para mostrarmela y acto seguido se la tragó, comentando que le habia gustado mucho.-
A continuacion, para tomar un descando muy necesario para mí, nos fuimos a dar una ducha y cuando estabamos duchandonos, le dije que si medajaba darle por culo; ella me dijo que tenia muy poco uso, pero que intentara y sin forro por que el unico que habia entrado por todos sus agujeros era el padre de su hijo y le constaba que no tenia ninguna enfermedad.- Asi debajo de la lluvia, tome un gel que habia en el baño, le unte bien el agusjerito y mi pija que estaba otra vez dura y despacito se la fui metiendo; ela tenia cara de dolor pero me pedía que siguiera sin aflojar; yo se la segui metiendo hasta que mis huevos toparon con su cuerpo y bombeando llegue a mi segundo polvo dentro de su hermoso culo.-
Teniamos todavia mas de una hora para que fuera el horario de ella de retornar al trabajo, entonces nos acostamos un rato mientras seguiamos con los manoseos y besandonos, hasta que por esas cosas raras de la vida, mi pija empèzo a coibrar vida nuevamente; habia llegado mi hora de ponerla en esa conchita hermosa, poco a poco fue tomando su mejor forma hasta que consideré que había llegado el momento; ella se abrió bien de piernas y ahi fue mi pija con mis ultimas fuerzas; ella al sentirse penetrada, lanzo un suspiro y diciendo que rico que es esto, acabó como una yegua en celo, diciendome que se laponga en la concha y que se la rompa de todas las formas posibles; yo se la puse y la deje adentro hasta que salio la poca leche que me quedaba dentro de su concha, ya que no habia problema por que el dia anterior se le habia ido la regla.-
Yo quede completamente agotado despues del titanico esfuerzo de haberme echado tres polvos en tres horas con este monumento de mujer y ella muy contenta de haber pasado tan hermosas horas en mi compañía.-
Quedamos que para el proximo mes cuando se le retire el período volveremos a cojer por segunda y penultima vez, ya que nuestro compromiso es: durante este tiempo ella cojera solamenter conmigo para que yo pueda cojerla sin forro y despues de la ultima vez, ella seguirá su vida como sea y yo tambien la mía teniendo tan buenos recuerdos de ella.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies