Relato porno Inocencia, inquietante y perversa xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

2.90 / 5 (121 votos)

Inocencia, inquietante y perversa

Categoría: Incesto Comentarios: 0 Visto: 75217 veces

Ajustar texto: + -

Publicado el 29/10/2013 por: Anónimo

Esto que les voy a contar ocurrió en el año de 1990-91 cuando apenas contaba con 14 años, sé que ha pasado mucho tiempo pero hasta ahora no puedo olvidarlo ni lo olvidare, yo estudiaba el último año de la secundaria y ya tenía mi cuerpo muy desarrollado, lo que más se notaba eran mis tetas las tenía más grandes que las demás chicas de mi edad, ya empezaba a despertar mi curiosidad acerca del sexo, en ese tiempo mi padre perdió su trabajo y tomaba mucho todos los dias él era un hombre muy grande y fuerte creo que por esa misma razón paso lo que tuvo que pasar con el Capitán , (relato anterior) siempre que llegaba borracho llamaba a mi madre y casi la violaba o eso era lo que yo creía pues la desnudaba la tiraba en la cama le levantaba las piernas y la chupaba en su queso peludo hasta que gritaba que se la metiera, se acostaba encima de ella, mi madre gritaba mucho quizás la lastimaba pero después gemía y gemía y todo acababa, yo los empecé a espiar pues sentía algo que me bajaba por mi cosita cada vez que los veía, hasta me espante cuando le vi a mi padre el gran pedazote de carne que le metía a mi madre, me espante pues nunca había visto ningún pene y menos de ese tamaño, dije entre mí, pobre madre mía con razón sus gritos, esto se repetía frecuentemente dos o tres veces por semana y todas las veces mi padre bien tomado y borracho, siempre los veía escondida detrás de las cortinas y me excitaba tanto que empecé yo sola a sentir placer sentía como se me humedecía mi cosita me la acariciaba y me metía dos dedos , no sabía que era la masturbación pero inconscientemente ya lo hacía. algo que me impresiono o impacto muchísimo fue una vez que mi padre la puse boca abajo le arranco las pantaletas de un tirón, la escupió en las nalgas y ano y después se escupió en la mano para embarrarse su enorme verga y se la empieza a meter por el ano, si por el ano, madre mía la va a matar eso pensé rápidamente y cuál fue mi sorpresa que le entro esa enorme barra de carne hasta el fondo y no grito al contrario le pedía más y más, así se la estuvo metiendo y sacando por buen rato, cuando empieza a gemir fuertemente y vi una cantidad enorme de chorros de leche disparándose y cayendo en las hermosas y grandes nalgas de mi madre ella dio la vuelta rápidamente y se la empezó a mamar no quería dejar ninguna gota de esos chorros que salían y no dejaban de salir de esa majestuosa verga, mi madre era una calentona y viciosa de marca, después le descubrí varias infidelidades con otros hombres, eso después tratare de contárselos, yo ya no sabía que hacer no me concentraba en mis tareas escolares y solo pensaba en el morbo de verlos coger, me masturbaba a cada rato pensando en mi padre y su enorme verga, estaba obsesionada por esa gran vergota de mi padre, a todos los hombres les veía su bulto pero ninguno se asemejaba al de mi padre una vez lo trajeron unos amigos en su coche, pues él no podía ni caminar de tan borracho que estaba, mi madre no estaba en ese momento y sé muy bien por qué motivo no estaba, casi lo cargaron y les abrí la puerta de su cuarto, cuando me vieron esos hombres dijeron mira que buena esta esta niña y se me quedaron viéndome las tetas yo andaba sin mi brasier solo con una playerita la cual me quedaba apretada y se me transparentaban los pezones, sentí que me desnudaban con la vista y me di cuenta como se les empezó a crecer sus bultos en sus pantalones yo los ayude a llevarlo a la cama y cuando lo acostaron hice como que me jalaba y caí encima de mi padre, se me levanto la falda dejando a sus vistas mi pantaletita rosadas y por supuesto mi gran culito, un Sr se apuró a levantarme pero me agarro de mi cintura y me repego su enorme bulto lo sentí muy grande y duro se lo agarre con mis manitas disimuladamente al momento que me cargaba, lo sentí enorme y muy duro, el otro Sr no se dio cuenta y le dijo vámonos ya es tarde y mañana hay que trabajar desde temprano, lo dejo pasar yo detrás y el que me cargo hasta atrás, me agarro mis nalgas y me hizo a un lado mi calzoncito y restregó su dedo medio en mi cosita y culito después lo olio y se lo chupo el muy perverso, me dijo bajito en mi orejita que rico huele y sabe tu queso y culo mamacita , a ver qué día se me hace contigo para meterte esto agarrándose con su mano la enorme erección a través de su pantalón y me peñisco mi pezón el cual se me puso más grande y duro, cuando cerré la puerta me toque mi cosita y estaba completamente batida de tanto liquido baboso que me salía, estaba muy inquieta y caliente, fui a ver a mi padre estaba roncando me entro una idea perversa de verle su vergota y como estaba solita me anime, lo moví y nada que despertó roncaba muy fuerte, me alcé la playerita que traía y saltaron mis dos globos de tetas se las puse por toda su cara sentía bonito como me picaban los pelos de su bigote y barbas más grandes y duras se me pusieron, le desabroche su cinturón y baje su pantalón el usaba de esos calzones cortos, también se los baje y apareció esa inmensa verga la causa de tantos desvelos y tantas masturbaciones y ahora la tenía cerquita de mi , la agarre con mis dos manitas vaya que se veía enorme le empeze a bajar el cuero y apareció una cabezota enorme color purpura brillante, creo que el sintió bonito porque se empezó a poner más grande y dura, se me hacía agua la boca y le empecé a dar de lengüetazos me sabía muy rica me la empeze a meter en mi boquita pero no me entro solo le pasaba la lengua por todo lo largo grueso y cabezudo, yo estaba que me desasía de caliente yo creo que el también por qué le empezó a salir bastante liquido trasparente el cual se lo unte en todo lo largo y grueso se puso bien babosa pero no entraba en mi boquita, me quite la pantaletita y subí a su cama me fui bajando poco a poco directamente hacia su gran cabezona cuando llego a mi rajadita se veía impresionante nunca pensé que se me metería pues estaba demasiado larga y gruesa, me la pasaba por toda mi rajadita y se veía como se me abrían los labios como dándoles de besos poco a poco fui haciendo presion hacia abajo y sentí mucho dolor, cuando me entro la cabezona pensé que me desmayaría pues se me fue rápidamente hacia dentro, pero me recupere a los 5 minutos, después quise meterme más y si alcance a meterme como 4 pulgadas más y no podía más del dolor que me causaba, pensé que ya había entrado toda pero no había llegado ni a la mitad de esa grandiosa verga ya no pude meterme más, empecé a subir y bajar sentía muy apretado y se me estiraba mucho mi puchita, pero poco a poco se fue suavizando el dolor s y empecé a sentir muy rico estuve como 8 minutos de sube y baja cuando siento que la verga se pone todavía más gorda y empieza a salir chorros de leche caliente la cual me lleno completamente mi quesito , sentía ganas de orinar pero no podía, me empiezo a levantar muy lentamente para sacármela pero sentía como que se agarraba a el, hacía como vacío y no podía desprenderme, se me estiraban bastante los labios de mi quesito y por fin lo logre y vi cómo me salía bastante liquido como leche y sangre me había desvirgado yo sola en la vergota de mi papi, limpie lo que más pude pues se manchó la sabana y su calzón, yo casi no podía caminar del dolor casi no sentía mis piernas y como pude fui al baño me lave y a mi cama, mi madre llego muy tarde casi de mañana a casa mi padre todavía no despertaba, cuando lo hizo escuche que le dijo puta madre cuando tengas tu chingada regla no te montes puta cabrona sucia, mi madre no sabía que decir pero como ella acababa de llegar no quiso decirle nada, él se bañó y se fue con sus amigos para trabajar en algo que encontraron, después vi a mi madre que fue al baño la seguí y vi que se estaba lavando su ano y queso todavía le salían gotas de leche se le veía bien inflamado y rojo su queso y en sus tetas tenía como moretones o chupetones, dije entre mi esta viene de coger con varios machos, pero se los contare en otro relato, la verdad ninguno de los dos se dio cuenta que yo los espiaba y que me había desvirgado papa con su gran verga, si no, no sé qué pasaría, esta fue mi primera gran experiencia sexual, mi vida continuo con mucho morbo y si tuve bastantes novios pajeros muchas mamadas de verga y algunas agarradas de tetas nalgas y quesito, yo me case a los 18 años y sigo casada con mi adorado esposo, lo del capitán fue una curiosidad o algo muy fuerte sentimental no lo sé explicar muy bien, él se parecía mucho a mi padre… prácticamente en todo…quizás eso fue lo que me hiso ser infiel por única vez, a mi esposo lo quiero y amo él es el único amor de mi vida y el padre de mis hijos, aunque trabaja lejos y estamos separados por varios meses soy y le seré siempre fiel, cuando regresa desquitamos muy lindo… espero les guste este verídico relato el cual nunca lo olvidare, gracias a todos por sus lindos comentarios…besos desde la Riviera Maya, México.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies