Relato porno Encuentro Inesperado 4 xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.36 / 5 (163 votos)

Encuentro Inesperado 4

Categoría: Confesiones Comentarios: 4 Visto: 6965 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 21/11/2016, por: Anonimo

¿Prefieres porno de calidad antes de leer? CLICK AQUI

Seguíamos en el carro rumbo a su casa, y aún pensaba como hacía para que pudiéramos tener un momento para los dos, pensaba y pensaba, mientras le pregunte, -entonces te hubiera gustado acompañarme a hacer los ejercicios en la piscina conmigo?

-Claro Lizeth, aparte de que el agua de la piscina estaba a buena temperatura, al verte así de bonita en ese vestido de baño, hubiera sido buena compañía y te hubiera ayudado con los ejercicios.

-Jajaja que tierno eres Andrés, pero lo que estabas era embobado viéndome en ese vestido de baño lo cual me di de cuenta tarde que había sido una mala opción traerlo.

-Si me di cuenta que te incomodaba un poco cuando realizabas los ejercicios que decía la instructora, era que te apretaba?

-Si como hace rato no me lo ponía, entonces con el aumento de peso, y como se me agrandaron los senos y las caderas, me quedaba algo ajustado, no me imagino tú también en la piscina, husmeando a cada oportunidad que se presentara jajaja.

-Lizeth tu sabes que yo te respeto y te quiero mucho, y no me hubiera gustado que te sintieses incomoda.

-No te preocupes lo decía solo por bromear, además no tiene nada de malo que me mires, ya tu eres un hombrecito y además tu y yo ya hemos estado juntos en la intimidad, entonces no hay nada que no hayas visto antes, y cambiando de tema, dime te pareció mala opción el traje de baño que lleve?

-Pues a mi parecer te quedaba bien pero si tú lo sentías incomodo, sería buena idea que compraras uno nuevo.

-Pues si tú me dices que me quedaba bien, te creo, y dime te gustaría a la final hacer los ejercicios en la piscina?

-Como te comente antes, sí, me hubiera gustado, porque lo preguntas?

En ese momento se me ocurrió la idea de ir a un centro vacacional, por un fin de semana, así podríamos disfrutar de la piscina y tener un momento para los dos. Pero el problema sería que la mama de Andrés no le pusiera problema para ir, a mi mami le podría contar que saldría a donde una amiga y que me quedaría allí.

-Andrés lo que pasa es que me pareció tan buen ejercicio lo de la piscina que me gustaría volver a hacerlo, pero sé que en el gimnasio no te dejaran meterte a ti, entonces que te parece si vamos mañana a melgar a un centro vacacional y con eso nadamos los dos y nos quedamos allá y regresamos el domingo?

-Me parecería buena idea Lizeth, además sería algo diferente ya que en esta semana de receso no Salí de Bogotá.

-Pero no habría problema con que tu mama te diera permiso para ir?, no te preguntaría con quien irías?

-No te preocupes por eso, le puedo decir que iría con un amigo y sus papas, a ella le parecería bien, pues no quisiera que me quedara aburrido encerrado el fin de semana.

-Me parece perfecto, entonces mañana salgamos temprano, y alista algo de ropa, traje de baño y nos vemos en la panadería para recogerte y salir.

-Y vas a llevar el mismo traje de baño que usaste hoy?

-Pues sí, además no es que me vaya a mover mucho en esa piscina jajaja.

Ya todo estaba planeado, parecía una chiquilla ideando un encuentro a escondidas con su noviecito jajaja, pero ya no había vuelta atrás, así que deje a Andrés en su casa y me dirigí a la mía con todo ya planeado para ir a pasear y pisciniar a Melgar.

Le comente a mi mami que saldría el fin de semana, que estaría donde una amiga y que me quedaría con ella, al principio no le gustó mucho la idea, pero la tranquilice, le comente que estaría acompañada y que no se preocupara.

Me dirigí a mi habitación y aliste una maleta con algo de ropa, el traje de baño, bloqueador solar, ropita cómoda, etc. Y me dispuse a llamar al centro vacacional para apartar una habitación, estuve de suerte, aún tenían disponibilidad, y eran habitaciones para parejas así que no le vi ningún problema, Andrés no sabría qué nos iba a tocar compartir habitación, sería una sorpresa para él, seria al igual la ocasión de volver a usar un baby doll que tenía en el armario y que no había vuelto a usar. Era blanco, transparente, y muy coqueto.

En la noche Andrés me escribió y me confirmo que no hubo problemas por el lado de su mama y que le había dado permiso de quedarse el fin de semana por allá. Con todo ya listo, me acosté y a descansar para el viaje que tendría mañana.

Me desperté a las 5:30 a.m. me prepare algo de desayunar, no quería molestar a mi mami, me bañe y fui al parqueadero a guardar la maleta, a las 6:30 ya estaba saliendo del apartamento para ir a recoger a Andrés, nos encontramos donde habíamos acordado, el llevaba al igual una maleta, no tan grande, le abrí el baúl y la guardo junto a la mía.

Y arrancamos a Melgar, íbamos escuchando música, hablábamos, se le notaba lo emocionado que estaba, a mitad de camino nos detuvimos a descansar un poco y a estirar las piernas, eso de conducir por largo tiempo es agotador, aprovechamos y compramos algo de comer, e ir al baño ya que faltaba aun para llegar a nuestro destino.

Ya se sentía el calor, estaba que sudaba, volvimos al carro y continuamos nuestro camino. Por fin llegamos al centro vacacional, parquee el carro y nos dirigimos a la recepción a registrarnos, me entregaron la llave, y nos dirigimos a la habitación que nos habían asignado, Andrés un poco extrañado me pregunto.

-Solo dieron una habitación?

-Si Andrés solo estaba disponible una, no creo que haya inconveniente, además ya estamos acá, no vamos a regresarnos ahorita a Bogotá.

-No, claro que no, lo decía por si tú tenías algún problema con eso.

-No te preocupes, si tuviera algún problema no hubiera reservado y no hubiéramos venido, ahora vamos a la habitación, nos acomodamos y nos alistamos para ir a piscina, un rato, te parece?

-Si vamos y nos cambiamos, ya quiero ir a nadar un rato.

Entramos a la habitación, era muy bonita y cómoda, tenía una nevera llena de comida, una cama grande y amplia, un closet grande y empezamos a desempacar lo poco que llevábamos para ese fin de semana.

Andrés estaba muy emocionado, así que entro al baño a cambiarse, espere a que saliera y entre yo para también cambiarme, mientras el me esperaba, me fui desnudando me quite la camisetica, el short, continúe con el brasier, al desabotonármelo mis senos salieron de un brinco, por fin eran libres, aunque fuese por un momento jejeje, estaba algo sudada, y finalice por quitarme el panty, lo sentía pegado a mi cuerpo, el calor que hacía era sofocante hasta el panty estaba algo sudado así que lo deje hay en el baño para que se ventilara un poco, y proseguí a ponerme el traje de baño, Salí y Andrés quedo sorprendido al verme, no decía ni media palabra.

-Andrés que paso, te quedaste sin habla jajaja.

-Que hermosa te ves, no había podido verte bien ayer, por eso es que me quede mudo.

-Ah ok, entonces te voy a dar una vueltica para que me aprecies mejor.

Fui dando una vuelta lentamente para que me pudiera apreciar por completo, le di una hermosa vista de mi cola, mis caderas, mi vientre, mis senos, etc. Quedo pasmado mi niño jajaja. Creo que hasta se le paro su pipisito, se le notaba por debajo de su pantalón, no le dije nada, y me puse una bata y salimos con rumbo a la piscina a pasarla chévere.

Ya en la piscina me senté en una silla donde puedes recostarte y tomar el sol, mientras Andrés se quitaba la camiseta y se preparaba para entrar a zambullirse, yo me colocaba el protector solar, me lo untaba en las manos, piernas, en mi barriguita, era un poco difícil ponerme en la cola, así que le pedí el favor a Andrés que me untase un poco para no quemarme, me coloque de pie mientras él se colocaba crema en la mano y me lo esparcía primero por la espalda y fue bajando poco a poco a mi trasero, y fue untando con delicadeza y ternura, me aparto un poco el traje de baño y me alcanzo a untar hasta la raja de mi culo, sentía sus dedos tocarme, que sensación, estaba que me humedecía, le dije que ya estaba bien de crema y que ya podía volver a nadar.

Ya llevaba recostada varios minutos, cuando Andrés se me acerco.

-Lizeth, no vas a entrar a la piscina, el agua esta tibiecita, pensé que querrías hacer otra vez los ejercicios acá, pero ahora conmigo.

-Tienes razón Andrés, esa era la idea, deja me levanto y vamos a nadar un rato juntos y a hacer ejercicio.

Baje por las escaleras de la piscina y me metí junto con Andrés, menos mal la piscina no estaba tan llena, y nade un rato, y después a hacer los ejercicios, Andrés se puso detrás de mi agarrándome por la cintura y comencé con los ejercicios que consistían en levantar una por unas las piernas, lo que no caí en cuenta es que con la crema que me alcanzo a untar Andrés en la cola, la tela del traje de baño se empezó a correr más rápido haciendo que se me metiera en medio de mis nalgas, parecía un traje de baño colaless, yo seguía con mi ejercicio normal, ya que estando Andrés detrás de mí sería más difícil acomodármela, así que no le di importancia y continúe, mientras Andrés podía ver entre el agua cristalina, una hermosa visión de mi cola, aunque un poco distorsionada por el efecto del agua, pero hay podía ver bien.

Al no haber tanta gente en la piscina, no me preocupaba, pero hubo un momento en que sentí como Andrés se me arrimo bastante detrás de mí, casi abrasándome, y pude sentir su erección debajo de su pantaloneta, rozaba mi cola descubierta de una manera deliciosa, en eso escuche a varias personas que se acercaban a la piscina y nos separamos rápido, me acomode de nuevo el traje de baño y salimos, para ir a almorzar.

Mi niño se comportaba con naturalidad, al igual que yo lo hacía, nos dirigimos al restaurante y nos acomodamos a almorzar, hablábamos con total tranquilidad, le pregunte si le había gustado la piscina a lo que me contesto con un, “si claro”, y los ejercicios?, apenas nos mirábamos y sonreíamos.

Terminamos de Almorzar, reposamos un poco y nos dirigimos a la habitación para darnos un baño, salir a caminar y conocer más el centro vacacional, al llegar prendimos el aire acondicionado, ya que nos moríamos del calor, Andrés fue el primero en entrar al baño, pero antes de que cerrara la puerta fui a recoger el panty que había dejado, para que se ventilara un poco, me asome pare ver si ya se estaba bañando, la puerta estaba medio abierta, lo cual se me hizo extraño ya que debería estar totalmente cerrada, me asome a ver si estaba dentro, para así entrar sin problemas, lo que vi me dejo sin habla, alcance ver a Andrés con mi panty en su mano y se la fue acercando poco a poco a su cara, empezando así a oler la parte de la tela donde roza con mi vagina, no lo podía creer, estaba oliendo mi intimidad, imagino que la combinación del sudor y el roce con mi vagina resulto en un olor único, y al ponerla a secar el olor fue más notorio, me quede calladita mirando, como disfrutaba de mi olor, de mi fragancia de mujer, la piel se me erizo, fue algo que nunca imaginaria de él, sin hacer ruido me fui alejando poco a poco y hacer de cuenta que no vi nada.

Escuche la puerta del baño cerrarse, y el agua cayendo de la regadera, ya habría finalizado de disfrutar mi prenda íntima, no podía sacar esa imagen de mi cabeza, era muy excitante, era obvio que ambos deseábamos estar juntos y esta sería la oportunidad, así que habría que aprovechar.

Finalizo de ducharse y salió del baño, después entre yo, al ingresar encontré el panty casi en la misma posición donde la había dejado, trato de dejarla en el mismo lugar para que no me diera cuenta, jejeje, me entro la curiosidad de olerla, al hacerlo el olor era un poco fuerte como me había imaginado, era una mezcla de mi intimidad, mi liquido vaginal y el sudor por el calor, me duche, empecé a tocarme, acariciarme mis senos, frotar mi clítoris recordando esa imagen de mi niño oliendo mi panty, y se vinieron varios recuerdos a mi mente, cuando lo hicimos por primera vez, el agua recorría mi cuerpo, era una delicia, pero ya debía finalizar de ducharme o estaría todo el día en la ducha tocándome jajaja.

Nos cambiamos y salimos a pasear un rato por las instalaciones del club, me lleve unas sandalias con un vestido largo, y debajo una tanga blanca y sin brasier.

Conocimos todo el centro vacacional, después de tanto caminar fuimos a tomar unos jugos naturales en la cafetería, para después volver a la habitación ya que estaba anocheciendo.

Ya en la habitación Andrés se acostó a ver TV, me dirigí al baño y lleve conmigo el baby doll que había traído en la maleta, me quite el vestido largo que llevaba y las sandalias, quedando solo con la tanga blanca que llevaba puesta, me puse la prenda y me quedaba de lo más sexy, a pesar de mi barriguita la parte que cubría mis senos era transparente, así que se veían mis hermosos pezones, no voy a negar que estaba bastante nerviosa, tome un respiro, tome valor y Salí del baño a tener ese encuentro tan esperado por ambos, antes de llegar a la habitación le pedí a Andrés que apagara la televisión que quería mostrarle algo, llegue a la habitación, y mi niño no podía creer lo que veía, estaba pasmado al verme así, se quedó sin habla.

-Me veo bonita Andrés?

-Lizeth te ves preciosa, pero dime, porque te vestiste así?

-Mi corazón, quiero que tú y yo, volvamos a vivir esa hermosa experiencia que tuvimos, y estando solos acá, podremos aprovechar.

-Pero tú me habías dicho que debía tomar eso como una experiencia de vida y que no querías que esto volviera a suceder.

-Se lo que te dije mi niño, pero seamos sinceros con nosotros mismos, y enfrentemos la realidad, ambos queremos volver a hacerlo, pero el miedo no me dejaba, y como mujer tengo mis necesidades, y contigo la he pasado muy bien, has sido mi compañía, mi amigo, mi amante, y también quiero si tú también quieres, hacerlo muchas más veces contigo, no solo estando embarazada, también cuando ya haya nacido mi bebita, que dices?

-Por supuesto que si Lizeth, sabes que yo a ti te quiero muchísimo, y que soñaba volver a estar contigo.

-Entonces mi corazón, no hay nada más que decir.

Me acerque a él y empezamos a besarnos de forma tierna, después los besos pasaron a ser más apasionados, jugábamos con nuestras lenguas, deseaba esto desde hace tiempo, me acosté y le dije a Andrés que quería volver a sentir su boquita en mi vagina, que me hiciera sexo oral, así acostada abrí bien mis piernas para darle total acceso a mi zona intima, él se colocó en posición y acto seguido procedió a quitarme la tanga, levante un poco la cadera para poder facilitarle que pudiera quitarme mi tanguita sin problema, la prenda íntima pasaba por mis piernas hasta que por fin me la quito por completo, acariciaba mis piernas las besaba, era mucho más atento que la vez primera, me encantaba, eran como pequeños corrientazos que recorrían mi cuerpo, procedió a besar mi vagina, a jugar con mi clítoris, me mordía los labios del placer tan enorme que me estaba dando, mientras sus manos acariciaban mi barriguita, eso como que le gustaba, sentía cierta atracción por mi pancita de embarazada, se detuvo un momento y ahora besaba mi vientre, le daba besitos muy tiernos que a mí me encantaban, creo que mi bebita también los sentía, hasta sentí que se movía, jejeje.

Volvió a mi vagina a seguir dándome placer, estaba bastante húmeda, solo cerré mis ojos y me relaje para sentir placer, acariciaba su cabecita, incluso movía mis caderas como restregando mi vagina en su cara, mmmmm que excitada que estaba, después de varios minutos haciéndome un rico oral, era mi turno de corresponderle por tan rica sensación, así que ahora él estaba acostado y procedí a quitarle la pantaloneta y el calzoncillo, ante mi quedo su hermoso pene, estaba algo durito, por la excitación del momento, empecé a acariciarle sus piernas, sus testículos, el cual se pusieron duritos al sentir el contacto de mi mano, agarre su pene, lo acariciaba de forma tierna, no quería que se fuera a venir tan rápido, le daba besitos tiernos, su penecito empezó a tomar dureza y firmeza, no lo pensé más y lo metí en mi boca, para darle a mi niño el placer que merecía, jugaba con mi lengua, lamia la punta de su pene de forma juguetona, Andrés mantenía sus ojos cerrados volví a introducírmelo, sentí su mano en mi cabeza, acariciaba mi pelo, y empezó a ejercer un poco de peso, pero no era de forma brusca, más bien suave, sabía lo que quería, así que lo complací, y me lo metí entera en mi boca, bajaba y subía mi cabeza como si estuviera follando mi boquita.

Lo saque y vi que estaba bastante lubricado y duro, así que ya era hora de pasar a lo que ambos queríamos, me coloque en posición de perrito, Andrés se acomodó detrás de mí, y apunto su hermosa y dura herramienta en mi abertura vaginal, entro sin dificultad, apoye mi cabeza en la almohada jadeando al ritmo de sus embestidas. Por fin lo que ambos deseábamos, volver a hacerlo, era muy rico sentir sus manos agarradas de mi cintura llevando el ritmo de cada penetración, volví a ser suya, y estaba a su merced, en un momento se detuvo, y coloco sus manos en mi cola, no sabía bien que era lo que quería, cuando sentí sus manos abriendo mis nalgas para poder ver mi culito, en ese instante me quede paralizada y quieta esperando que haría ahora, el solo miraba atento mi culito, (estaba nerviosa pues yo era virgen anal), será que mi niño quería intentar anal conmigo? (eso se los contare en otro relato), no estaba preparada para hacer anal por primera vez, así que para desviar su atención le dije.

-Andrés, que te parece si cambiamos de posición?

-Si claro, como gustes Lizeth.

Me levante de mi posición y le dije que se acostara, y que me pondría encima de él, así llevaría yo el control de la situación. Ya el acostado, me puse encime de él y apunte su pene de nuevo a mi entrada vaginal, ahora yo llevaba el ritmo, volví a sentir como su pene se abría paso entre mis paredes vaginales, y empezó de nuevo el mete saca delicioso que me encantaba, él puso sus manos en mi barriguita y la acariciaba, me gustaba sentir sus manos en mi vientre. Mis jugos vaginales escurrían por su pene y mis piernas, resbalaba muy rico facilitando bastante la penetración, estaba bastante excitada, sus caricias en mi vientre me enloquecían, era tan delicioso sentirlo como si fuese el papa de mi bebita, era tal la excitación que de mis senos empezó a salir leche materna, y mancho la parte del baby doll que apenas los cubrían retiro sus manos de mi vientre para ahora acariciar mis manos que estaban apoyadas sobre su pecho, subía y bajaba sus manos acariciando de arriba abajo mis brazos, se me erizo la piel, retire mis manos de su pecho y nos agarramos de las manos, apretaba fuerte, creo que ya presentía lo que se vendría, Andrés jadeaba más fuerte y su cuerpo se puso más rígido, y empezó a levantar su cadera, como tratando de introducir todo su pene dentro de mí, le correspondí a su movimiento y empuje mi cadera hacia abajo haciendo presión, en ese instante sus manos me apretaban con más fuerza, y sentí su líquido seminal golpeando contra mis paredes vaginales, que sensación tan única, vi la carita de Andrés, como se esforzaba por darme todo su semen, su respiración estaba bastante agitada, yo solo respiraba profundamente no quería alterarme tanto y empezar labores de parto aun faltándome semanas jajaja.

Su pene fue disminuyendo de tamaño hasta normalizarse, y salir de mí, los fluidos que se mezclaron dentro fueron brotando de mi vagina, manchando las sabanas, y nuestras piernas, ya su cuerpo estaba más relajado, abrió sus ojos y nos miramos por un instante, y sonrió de forma tierna y picara, una vez más me había hecho suya, me levante y me acosté a su lado para abrazarnos, alcance a ver como su pene estaba ya normal pero mojado y manchado por la mezcla de mis fluidos y su semen, en la punta se veía una espumita que se formó por el movimiento.

Nos besamos, nos levantamos, abrí las ventanas para que saliera el olor a sexo el cual era bastante notorio y nos dirigimos a la ducha, ya estando ahí nos bañamos, nos enjabonamos el uno al otro, le lave bien su hermoso penecito, al terminar nos tapamos con las toallas, Andrés salió primero, hacia la habitación, le dije que quitara las sabanas y buscara otras en el cajón del closet y las cambiara, no quería dormir sobre esas sabanas manchadas jajaja.

Antes de salir del baño me acorde de la tanga que había dejado secando, la agarre y Salí a la habitación a cambiarme y a guardar la tanga en la maleta.

Ya Andrés había cambiado las sabanas, las otras las dejamos en el baño, Andrés seguía con la toalla puesta, yo en cambio ya me había puesto la pijama, le pregunte que si no se iba a cambiar a lo que me contesto que le gustaría dormir desnudo conmigo, no le vi problema así que me quite la pijama y nos acostamos a dormir, dormimos en posición de cucharita, así podría disfrutar de mi cola y acariciarla todo lo que quisiera.

Ya en la mañana, nos levantamos, nos vestimos y salimos de la habitación, hacia la recepción para terminar de pagar los gastos, nos subimos al carro, con rumbo de nuevo hacia Bogotá, ya estando en el carro, le agradecí a Andrés por el hermoso momento que pasamos juntos, el igual estaba muy feliz, y le prometí que volveríamos a estar juntos, como detalle final, le di regalo muy especial, saque la tanga de la maleta, la que había dejado secando en el baño y que él había curioseado, su cara de asombro me gusto, le conté que lo había visto oliéndola, y que quería que la conservara, el apenas sonrió y la guardo en su maleta, me imagino que la guardara como un trofeo y un recuerdo muy especial del día que estuvo de nuevo, con esta mujer embarazada y la cual hizo suya.

Una vez más les agradezco por leer mi relato, por sus bellos comentarios, pero no se preocupen que esto no acaba acá, como les comente, esto continua, pero ya no será como un encuentro inesperado, ya más bien esperado jajaja, espero sus comentarios, seguiré publicando mis vivencias, en la categoría de confesiones, aún hay más que contar, nuestros encuentros después de mi embarazo, etc.

¿Estas cachond@ despues de leer el relato y quieres porno? CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR