Relato porno Cuñadas morbosas y el calor de la fiesta. xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

2.79 / 5 (19 votos)

Cuñadas morbosas y el calor de la fiesta.

Categoría: Confesiones Comentarios: 0 Visto: 14344 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 10/06/2014, por: Anonimo

Soy Diego de Guatemala, Centro Amèrica.  Hace unos cuantos años en una fiesta familiar me pasò algo fantastico que deseo contar.

Tengo dos cuñadas, hermanas de mi esposa que estan muy buenas ambas. al calor de los tragos de la fiesta, bailando con una de ellas me dijo, he visto como me mira en las diferentes reuniones de la familia con mucho deseo y quiero decirle que le guardo mucho respeto a usted y mi hermana pero tengo una duda, que tanto me mira usted a mi. que le atrae y que es lo que mas le gusta de mi.

como jamàs imagine una pregunta de esas, asombrado le dije, son imaginaciones suyas (realmente pense que me tendian una trampa) aunque debo confesar que siempre la vi con ojos lujuriosos porque estaba rebuena la cuñada, con unas piernas hermosas unos pechos respingadas lindos que invitaban a tirarse de loco a besarlos debajo de sus ropas se le marcaba una raja grande abultada frondosa de hermosa.

dejè a Sonia con sus pensamientos y me alejè con mas ganas que deseos de dejarle una respuesta, del otro lado del salòn estaba Gloria que cargaba un pantalon super ajustado que dejaba ver su hilo dental y se le marcaba una gran cosa debajo de la ropa que invitaba a tirarse a darle de besos. con ella tenìa un poquitito mas de confianza y le dije que su ropa estaba preciosa a lo cual contesto con un fuerte golpe en  mi pierna. olvidè ambos asuntos y me dedique a disfrutar de la fiesta.

terminada la fiesta nos fuimos a la casa de Herson su hermano mayor y la gran mayoria ya solo de confianza tenian deseos de mas bebida y algo de comer pero por la hora era imprudente salir y dijeron que vaya alguien que este en buen estado, que no haya bebido en toda la noche, a lo cual el unico era yo.

como siempre nuestras distancias hacian que nadie desconfiara de nosotros sugirieron que par que no fuera solo, me acompañara Sonia y extrañamente ella dijo inmediatamente un si que me sorprendiò. salimos al parqueo y antes que saliera de mi asombro me dijo ya no contestò a mi pregunta y le dije creo q es una trampa de su hermana para probar mi fidelidad. a lo cual ella contestò en este momento le confirmo que no es asi y me empezo a besar en la boca,para luego decirme puedo tocar mas abajo y claro ya no puede decir no, empezaba a darme una rica mamada de miembro cuando oimos pasos. era su hermana Gloria que se acercò al auto y dijo,pense que ya se habian ido pero de ver que no es asi decidi acompañarlos.

ya en la tienda de conveniencia bajò Sonia a comprar los diferentes productos y en el auto yo temblaba de nervios pues Gloria con su blusa medio abotonada dejaba ver sus pechos hermosos que invitaban a besarlos. me dijo disculpe el golpe que le di en la fiesta pero es que ud se pasa con las cosas que dice. a lo cual respondì perdone pero es la verdad usted es muy bonita tiene un cuerpazo hermoso y no le quito nada ni le falto el respeto con decirlo, a lo cual respondiò hasta donde llegaria conmigo usted? a lo cual respondì hasta donde usted me permita llegar.

es que dejeme contarle que mi hermana Flor nos ha contado que usted es un semental en la cama y en alguna ocasiòn he visto que mi hermana Sonia pone atenciòn de mas como con ganas de confirmarlo por eso me vine para evitar algo entre ustedes pero veo que usted es capaz de todo, y de veras no hacian nada en el parqueo pregunto, no le dije yo.

salio Sonia subiò al carro y regresamos los tres a casa y eramos tres personas llenas de dudas.

en el camino Gloria sugiriò parar el carro y nos enfrento a los dos y dijo que hacian? porque creo haber visto algo, a lo cual respondiò sonia dejate de cosas lo que pasa es que siempre te a gustado Diego y lo quieres para ti, pero no haciamos nada de lo que piensas. olvidemos todo todos por hoy les dije a ambas.

nuevamente Gloria dijo bueno ya somos tres adultos (ellas 23 y 25, yo 33) Sonia dejame hacer lo mismo que tu hacias y yo vi que estoy segura y tu te callas.

Sonia lo repensò y me volteo a ver y con su mirada le respondiò, tomè a Gloria y la bese en la boca y le dije eso fue lo unico a lo cual respondio sacandome el pène del pantalon que estallaba de caliente y lo intrudujo en su boca, besò succionò y beso como una degenerada, Sonia hirviendo de lujuria tomò mi mano y la introdujo entre sus piernas y esa vulva estaba hinchada de deseos, introduje mis dedos entre sus labios vaginales y sus liquidos permitian hacerlo de lo humedo en su interior.

Dijo Gloria no soy egoista, te toca, sacale la leche y me invitas a probarlo juntas porque de veras que tiene un miembro extremadamente delicioso este hombre.

acto seguido Sonia colocò su boca en mi pene que reventaba de temperatura y hasta las venas sentia reventar, como no disfrutar este para de jovencitas tan hermosas y suculentas que siempre habia deseado.

 

 

CONTINUARÀ.

 

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR