Relato porno !Con mi sobrino! xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

2.86 / 5 (164 votos)

!Con mi sobrino!

Categoría: Confesiones Comentarios: 0 Visto: 8065 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 11/09/2018, por: Sandritta

¡ULTIMO DIA! SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION) CLICK AQUI

Soy scort en una web de contactos de mujeres  y tenía unos días libres.

Todo empezó un día normal como otro cualquiera, día soleado y con buenas vibras.

Empece el día haciendo deporte como es mi rutina, los glúteos hay que tenerlos bien firmes y duritos, al menos a mi me encanta tenerlo así.

Después de mis rutinas de día a día no tenia nada pensado en aquel día…pensé en llamar algún amigo para tomar algo y divertimos un rato, pero no me convencía la idea en aquel momento…quería algo diferente.

Empece a ver mi lista de contactos y no veía a nadie interesante…excepto a un sobrino mio, el cual tiene 22 años con el que me llevo bastante genial, he salido par de veces con el y ya habíamos bebido solos en mi casa muchas veces lo que me llevo directamente a marcar su numero en mi teléfono, me lo cogió, me dijo que un momento se plantaría en mi casa y nos tomaríamos algo juntos.

Yo ese día llevaba un camisón muy sexy y una simple tanga por debajo, lo recibí muy contenta y con dos besos en la mejilla.

El me preguntaba que como estaba y lo típico, a lo que yo le contestaba que todo estaba bien, pero que tenía ganas de tomarme unas cuantas copas.

Le dí el dinero y se fue a comprar el alcohol, directamente fue un Ron dominicano que es mi apreciación.

Cuando regreso, yo me había ido a cambiar de tanga, ya que la que tenia era muy fluorescente, esta vez me había puesta una roja chillón, muy llamativa a mi parecer, no sé si se habría fijado en mi cuerpo o no, pero yo me sentía cómoda, aunque se me metía de vez en cuando entre las paredes…

Empezamos a beber y a beber escuchando música, un estilo de música llamado trap el cual a muchos no le gusta, pero a mi me cabe decir que sí, incluso muchas veces me ha puesto cachonda con sus letras.

Ya llevábamos como 8 copas cada uno, no me parecen muchas pero tampoco pocas cuando de repente no sé como el estaba apoyado en mi pecho voluminoso y firme, seguramente el estaba notando todo lo que podía notar, repentinamente mis pezones se empezaron a poner duros, tan duros como ninguna otra vez…las morenas habían despertado.

Nos quedamos así por un buen rato y seguimos hablando sobre temas muy curiosos…Entre risas y copas empece abrazarlo excesivamente, tanto que incluso su cara se apretaba contra mis pechos de una manera excesiva, el estaba disfrutando sin duda alguna, cuando de repente noto entre mi pierna algo duro y firme, era su miembro, me hice la loca y lo seguía abrazando sin el saber que me estaba poniendo muy cachonda con su miembro que a pensamiento estaría entre los 20 y 23 cm, algo descomunal y que no esta nada mal.

Me sentía cansada, quería tumbarme en una cama grande y blanda, nos fuimos a la única habitación de la casa, ya que vivo sola y es un pequeño apartamento…Acostados en la cama y arropados me acuesto de lado, a lo que el también se gira y me abraza con la mano por la cintura, casi por las pelvis, yo me sonroje en ese instante y sin querer darme cuenta estaba mojando la tanga, me quede sorprendida pero a lo que reaccione y cogí su brazo y lo puse más arriba, a la altura de mis pechos, luego me pegue más a el y el se reía…yo también, nos hacíamos los locos.

En un momento parecía que lo otro no iba a ir a más, pero mi sobrino me quito la mano y de un momento  a otro cogió la mía y me la puso en su monstruoso miembro, rayos pensé yo, todo esto es tuyo sobrino(en mi cabeza) así que yo también empece a disfrutar de ello tocándolo suavemente, cada vez se estaba poniendo más y más grande la cosa, esto no paraba de crecer pensé yo.

Después de estar unos 5 minutos así me decidí, me iba a bajar, con las luces apagadas y entre las sabanas baje directamente, le di una lamida, tenía los labios húmedos y buenos para la ocasión, la impresión de el fue que estaba gozando, lamiendo y lamiendo…hasta que me la metí en la boca, lo máximo que podía en mi pequeña boca. Al cabo de un rato yo ya estaba cachonda a más no poder, dije tengo que hacerlo, poco a poco me fui cambiando de postura hasta terminar encima de el, mi coño estaba muy mojado así que me la metí sin pensarlo, lo que sentí en aquel instante fue el climax total, tanto fue que pegue un grito de satisfacción que hasta los vecinos podrían haberlo escuchado perfectamente, entre gritos y movimientos suaves y concisos seguía cabalgando arriba, el estaba dándome nalgadas, cosa que me avivo aun más de lo que ya estaba, me dijo ponte a cuatro y sin dudarlo me baje y fuimos directos al acto.

Cuando me puso a cuatro yo botaba mis nalgas contra su miembro eréctil y firme, sonaba y sonaba, cosa que me encantaba teniendo en cuenta que mientras el lo hacía me manoseaba el cuerpo, el me decía que se iba a correr y yo contestaba, hazlo, córrete dentro de mi, cuando lo hizo solté mi ultimo grito de satisfacción, sentirlo dentro de mi cuando estaba más cachonda que una perra en celo fue lo mejor.

Todo termino y luego nos quedamos un buen rato descansado, el abrazado a mi y tocándome los pechos. Para cuando me desperté el ya no estaba, se había ido.

Seguimos hablando como normalmente hacemos y sin problemas, quien sabe, quizás algún otro día…

SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION) CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR