Relato porno Aventura en Cd de Mexico xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.14 / 5 (43 votos)

Aventura en Cd de Mexico

Categoría: Voyerismo Comentarios: 0 Visto: 3528 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 19/11/2016, por: Anonimo

¿Prefieres porno de calidad antes de leer? CLICK AQUI

Qué tal amigos, esta historia sucedió a principios del verano pasado, fue nuestra última aventura, y con ésta iniciaré a contarles muchas cosas que mi esposa y yo hemos disfrutado a lo largo de más de 25 años de casados, no les quitaré tempo leyendo nuestra descripción, pues somos físicamente gente muy promedio para una pareja de entre los 40s y 50s, eso sí, mi esposa a quien llamaré Cony se ha conservado muy bien y con una muy buena operación de busto se ve de lo más espectacular y antojable para ser cogida cada día, puedo decirles que seguimos disfrutando de la fogosidad del sexo como cuando lo hacíamos de novios, o quizás hasta mejor, pues hemos incorporado infinidad de juegos que le han dado muchas excitantes experiencias a nuestra vida sexual. La última aventurita que tuvimos fue hace un par de meses, yo viajé por cuestiones de trabajo a la ciudad de Querétaro, y mi esposa y yo acordamos que ella me alcanzaría al fin de semana par asistir a un evento en la capital, ella llegó el jueves y le di su bienvenida con una ordinaria cogida en la habitación del hotel, el viernes al mediodía terminé mis compromisos y pedí un taxi para ir por mi esposa al hotel y de ahí a la terminal de autobuses, le llamé para avisarle que iba en camino y le pedí se pusiera un vestidito cortito blanco con vivos azules que me pone calientisimo cada vez que se lo pone, éste es sin mangas , con escote que permite con ciertos arreglos o movimientos ver sus pezones o subiéndolo un poco ver sus nalguitas así como también cuando se agacha o se sienta y abre las piernas se le puede ver su chochito que usalmente depila, aunque el vestido no es trasparente es de una fina tela que a trasluz y con buena atención se puede ver algo más… tomamos el bus y nos fuimos hasta la última fila, de la mitad hacia atrás iba prácticamente vacío, solo nos hacía compañía una pareja sentada una fila adelante del lado opuesto, ya iniciado el viaje comenzamos a darnos caricias, metí la mano por debajo del vestido y comencé a acariciar su clítoris hasta que se puso muy húmedo, ella como pudo me abrió el ziper del pantalón y sacó la cabeza de mi verga para hacerme acariciarla, a ella le pone muy caliente pasar sus dedos por el glande cuando está resbaloso por el líquido lubricante, ya más entrados en calor, le bajé el escote del vestido dejando asomar casi la mitad de sus areolas por encima del mismo, esto es algo que me calienta muchísimo, en el camino dos hombres se levantaron para ir al baño, saqué la mano y su vestido quedó arriba dejando ver sus lindos muslos casi hasta su entrepierna, nos hicimos los desentendidos en ambas ocasiones para que pudieran ver perfectamente las parte superior de sus bubies con medio pezón al desnudo así como sus piernas, ellos aprovecharon bien la oportunidad y se detuvieron unos momentos a un lado de nuestros asientos (haciendo como que veían hacia fuera por las ventanas) para gozar el regalo visual que les estaba dando mi mujer, también el hombre de la pareja cercana a nosotros volteaba disimuladamente para observar, hasta que su compañera se dio cuenta, algo le dijo al oído y de ahí comenzaron ellos besarse y quizás a hacer lo suyo, de ver dan ganas y a estos parece que les dieron muchas.
Al llegar a la terminal mi esposa acomodó su vestido y bajamos del autobús, inmediatamente y hasta que tomamos un Uber al hotel atrajo muchas miradas de los viajeros de la terminal, pues sus pezones estaban totalmente erectos y se marcaban bastante, además de que el vestido deja adivinar que no lleva nada bajo él, esto da una sensación de morbo-cosquilleo muy rico, el trayecto al hotel en el centro histórico fue de lo más normal, ya en el hotel que está en una plaza comercial frente a la Alameda descansamos un poco para luego ir a cenar y a divertirnos a un lugar que se permita hacer algo atrevido sin tapujos, en búsqueda de internet encontramos un lugar que se llama club swinger Coliseum muy cercano a la zona rosa, así quedó listo el plan para el resto de la noche…
Llegó la hora y nos ocupamos en elegir la vestimenta ideal para la aventura, primero la falda, teníamos dos opciones, la primera era una mini de mezclilla de color azul muy pequeña, me gusta mucho porque cuando se agacha regala una vista preciosa de su vagina, verle el abultamiento de sus labios y el nacimiento de su rajita me excitan sobre manera, la otra opción es también otra minifalda solo que de color blanco, esta es aún mas pequeña que la azul hasta el punto de cuando se siente se le puede ver por el frente el bultito de su sexo y cuando abre un poco las piernas deja a la vista perfectamente los labios y el nacimiento del clítoris, eligió la blanca… para la blusa se puso una de floreada en vivos negros, grises y blanco que hacían muy buen juego con la mini, la blusa es de tirantes y con un escote tejido todo al frente de aproximadamente 8 cm desde arriba hasta abajo de la blusa, esta blusa es ideal para la calentura, si se le jala hacia abajo puede descubrir en parte o totalmente su lindos pezones pareciendo que es por descuido debido a la holgura natural que tiene la blusa , por la abertura tejida se pueden ver el nacimiento interior de sus dos bien formadas, paradas y duras niñas cosa que disfruto al ver y que le vean… para el calzado también habría que decidir entre unas sandalias color plata con piedritas brillantes y unas sandalias negras, las dos son de correas delgadas y de tacón medio-alto, ambas le hacen lucir sus pies muy lindos y me enloquece vérselos puestos, aunque a mi me gustan mas las sandalias plata, ella no quiso ponérselos pues dijo que se veía como una puta, yo le dije que a mi no me importaba eso y menos en una ciudad de millones de personas en las que nadie nos conoce, finalmente optó por las negras, que de todas formas se le veían muy lindas y combinaban perfectamente con el resto del atuendo que finalmente se compuso de solo estas tres prendas pues no se puso ni brasier ni pantis…. salimos del hotel y caminamos hacia la zona rosa, ya de camino aproveché para levantare un poco la mini hasta que se dejara ver el nacimiento de sus nalguitas, también estiramos hacia abajo la blusa para que sus areolas quedaran un poco al descubierto, fue una caminata muy sensual en la que yo iba totalmente con mi pene erecto viendo la infinidad de miradas que se posaron sobre ella, ya en la zona rosa, nos detuvimos varias ocasiones a preguntar sobre lugares para comer y también de diversión, por supuesto que todos los tipos a quienes preguntamos nos dieron una muy amplia y detallada explicación, mientras no perdían oportunidad de ponerle el ojo encima a la parte oscura de los pezones de mi esposa que asomaban por encima del borde de su blusa… lo que mas abunda en esa parte de la zona rosa son bares gay por lo que es muy normal ver infinidad de parejas del mismo sexo dándose sus fajes de lo mas a gusto, no compartimos esa inclinación pero se respeta…
Llegamos a un restaurant de comida mexicana, había poca gente y nos sentamos en una mesa de esas forradas en cuero con sillas del mismo estilo, nos fuimos a las mesas pegadas al muro y mi mujer se sentó de frente a las demás mesas del lugar, seguramente algunos comensales se dieron vuelo observando su chochito bien depiladito pues les quedaba de frente a algunos de ellos, el mesero obviamente fue el mas agraciado, pues pudo observar la parte superior de los pezones y la vagina de mi esposa cada vez que nos llevaba platillos, bebidas y la cuenta, cosa rara, era un poco olvidadizo o estaba muy caliente, pues en lugar de llevar todo junto, primero me trajo mi cerveza, luego fue por la bebida de mi esposa, luego un platillo, luego se iba y regresaba con el otro, etc…..terminada la cena caminamos hacia la calle Rio Rhin que queda a un par de cuadras de donde estábamos, así que en unos pocos minutos estábamos a la puerta del club Coliseum…
Es una entrada discreta, solo identificada por el numero y un par de guardias que recibían a los asistentes al lugar, nos pidieron nuestra reservación pues era indispensable para entrar, les dijimos que era nuestra primera vez y desconocíamos el requisito, que buscamos por internet y que nos llamó la atención y por esa razón era que estábamos ahí, finalmente nos permitieron la entrada, yo creo que el pase fue el ver la vestimenta de mi mujer que iba perfecta para una ocasión y lugar como ese… entramos pagamos nuestro cover y pasamos a una de las mesas frente a la pista del show, las mesas y sillas altas tipo lounge bar, hicieron que la falda de Cony se subiera hasta su máxima expresión dejando ver permanentemente el nacimiento de su vagina, verla así y con sus areolas ya un poco mas expuestas hizo que la calentura llegara a un punto en el que me era difícil controlar las ganas de cachondearla ahí, con unas cervezas de por medio le dieron ganas de ir al water, y era un espectáculo ese recorrido, el wc está situado en la parte alta del lugar y hay que subir unas escaleras largas y empinadas, yo le acompañaba para ver el espectáculo y la esperaba en la parte baja, la subida y bajada dejaba ver primero sus nalgas y luego su coñito bien depiladito, curiosamente los meseros y guardias del lugar se acercaban a ver si algo se me ofrecía o conversar sobre cualquier tontería, el asunto era no perderse el descenso de mi mujer por esas escaleras, la gente empezó a llegar poco a poco, parejas rondando nuestra edad o mayores incluso, solo un par de jovenes parejas y algunos varones solos eran los de menor edad entre los visitantes, lo que nos sacó un poco de onda, fue que todos iban vestidos de una manera mas formal, vestidos o faldas por debajo de las rodillas, blusas muy cerradas y con calzado cerrado o botas altas, ninguna mujer mostraba siquiera una parte sexy de sus cuerpos, por lo que mi esposa era la mas glamorosa de entre todas las presentes, así pasamos un par de horas esperando el sexy show que anunciaron…..
El show inició a la una de la mañana, fueron un par de stripers, el hombre inició la primera canción con un baile, y en la segunda realizó su desnudo, pasó entre las mesas y se acercó a la nuestra, se paró frente a mi mujer y le pasó por sus piernas su pene semierecto en dos o tres ocasiones, ella se quedó un poco seria pues fue la primera ocasión que la tocaba una verga que no fuera la mía, a mi me excitó mucho ese momento… tocó el turno de la mujer y realizó el mismo acto, al terminar las dos piezas se le unió el hombre y en un taburete tuvieron sexo, la verdad fue un poco aburrido pues solo lo hicieron en dos posiciones una de frente y la otra ella en posición del misionero, luego de dos o tres minutos él se vino dentro de ella y fue todo….pasaron entre las mesas para intercambiar con alguien caricias, solo un par de parejas se animaron y entraron al jueguito, luego de unos 5 minutos se retiraron…
Al finalizar ya el tiempo del show anunciaron que se abría la sala de juegos, y todos se dirigieron al lugar, no sin antes informarnos que dejáramos nuestros celulares en la caja de seguridad ya que estaba prohibido llevarlos para adentro de esa sala, nosotros bebimos un par de cervezas mas quedándonos prácticamente solos en el área de pista y bar, después de un rato optamos por ir a conocer el famoso salón de juegos, la entrada era un pasillo en el cual estaba una persona de orden indicando el camino, ya dentro se observaban varios lugares acondicionados para tener sexo, ya había parejas cogiendo en unos sillones, otras en unos especies de nichos, también en unas especies de hamacas, otros en unas camas redondas donde una mujer era penetrada por un hombre y chupaba el pene de otro mientras su pareja la observaba y acariciaba, luego había otra pieza con sillones muy amplios a los muros, ahi estaban sentadas parejas haciendo sexo oral y otra que mamaba tres o cuatro vergas de manera intermitente, nosotros fuimos hasta el final de las salas y entramos a unas camas dentro de una especie de jaula, a nuestro lado estaba una pareja teniendo sexo y nosotros iniciamos con nuestro juego a un lado de ellos, primeramente desnudé a mi esposa y luego yo, empecé a chupar sus lindas tetas y ella me acariciaba suavemente mi verga, era excitante estar totalmente desnudos haciendo el amor a solo unos centímetros de unos desconocidos, después baje hasta su sexo y empecé a besar su rajita, luego poco a poco metí mi lengua entre sus labios vaginales hasta llegar al clítoris y chuparlo, lenguetearlo y mordisquearlo, esto hizo que se pusiera muy cachonda, se dio la vuelta e hicimos un 69, ella mamaba vigorosamente mi tiesa verga y yo seguía comiéndome su coño y saboreando sus deliciosos fluídos vaginales, en esa tarea estábamos cuando pude ver a un tipo del otro lado de los barrotes de la jaula masturbándose mientras veía la colita y rajita de mi mujer, después de un buen rato de sexo oral ella se acomodó sobre mí y la penetré por su vagina y acariciaba y chupaba sus tetas una y otra vez, sus pezones estaban totalmente duros y en cada lenguetazo dejaba escapar ligeros jadeos de placer, a ella nunca le ha gustado hacer ruidos o gritar, pero eso no le quita nada a los momentos candentes que tenemos, después de haber tenidos varias horas previas con tanta calentura no tardamos en tener juntos un sensacional orgasmo, ella se dejo caer sobre mí y por unos minutos dejó su culo y su pentrada vagina por mi verga a la vista de nuestro furtivo admirador, lo que dio tiempo a que se corriera y aventara su semen por detrás de los barrotes…….
Nos vestimos para regresar a la sala de bar, pero seguíamos muy cachondos así que esta vez arreglamos su blusa de tal forma que sus duritas chichitas quedaran totalmente de fuera y la falda lo suficiente arriba para dejar ver sus nalgas y su depiladita vagina totalmente expuestas, ella me dejó con mi verga fuera del pantalón y me jaló del pene de regreso hasta nuestra mesa, total, ya todos los presentes nos habíamos conocido los mas íntimos rincones de nuestros cuerpos, por lo que el estar sentados en la mesa de la pista bar con ella prácticamente desnuda no hacía diferencia, inmediatamente nuestro mesero se acercó a ofrecernos mas bebidas, ordenamos fue y regresó rápido y se quedó platicando atentamente con nosotros, sobra decir que estaba absorto mirando las tetas y rajita de mi esposa, que en ese momento con sus pies en los descansos de la alta silla, hacía que sus piernas quedaran totalmente abiertas, dejando ver hasta la parte rosita que se encuentra entre los labios exteriores e interiores de su vagina, el clítoris lo tenía totalmente abultado y éste como su mirada destilaban deseo de seguir con el juego, después de un par de bebidas regresamos a la sala de juegos, pues avisaron que se cerraría en 30 minutos, nos fuimos a otra sala con una gran cama donde estaban dos mujeres siendo cogidas por varios tipos, nos sentamos a ver un poco, pero ella me dijo que aprovecháramos el tiempo así es que la acosté en una camita que estaba a un lado y comencé a comerle nuevamente su vagina, estaba totalmente empapada y tardó muy poco en tener un fuerte orgasmo, regresamos al lugar de la cama grande y nos sentamos en el sillón, un tipo se sentó a un lado nuestro y nos dijo si no nos importaba que se sentara ahí, le dijimos que si le apetecía adelante, se sentó y se sacó su verga masturbándose como esperando la oportunidad de que alguien le dejáramos participar, ella me dijo que se moría por chupármela otra vez y se paró dando la espalda a todos, se inclinó sin doblar las piernas, así es que todo su culito y chochito quedaron a la vista para el deleite de varios tipos que de inmediato iniciaron su masturbación a la salud de mi esposa, justo al momento que avisaron que se terminaba el tiempo encendieron las luces y entonces tuve un gran orgasmo eyaculando en su boca, mi mujer se quedó así un par de minutos terminando de exprimir todo el esperma que pudo, hasta entonces cayó en cuanta que la sala estaba más iluminada y ella totalmente abierta a la vista de todos los presentes, con su boca llena de semen, le encanta chuparme mi verga pero no le gusta tragarlos, los escupió a un lado del sillón ante la mirada un poco enojada de los guardias, no sé porqué pues todos dejaron toallitas, gotas y chorros de esperma en cada lugar….regresamos a las sala principal igual que como llegamos, ella con sus tetas y coñito de fuera para despedirnos mientras bebíamos los últimos tragos, el mesero se dedicó a atendernos en exclusiva platicando con nosotros y esperando su propina, que después del espectáculo que vio de mi esposa y haberle visto hasta el mas intimo recoveco creo que hasta nos salía debiendo, pero trabajo es trabajo y hay que darle su propina por su abnegado y sacrificado servicio… pedimos un Uber para regresar al hotel, ya eran las cinco de la mañana, en cuanto llegó el taxi, se acomodó la blusa y falda para salir a la calle, y abordamos la unidad, un joven chofer nos llevó de vuelta al hotel……
para finalizar quiero contarles que con tanta bebida y desenfreno mi esposa ya iba un poco pasadita de copas, por lo que en un par de minutos empezamos a besarnos con mucha intensidad, le bajé la blusa y chupé sus tetas nuevamente, metí mi mano por debajo de la mini y acaricié nuevamente su mojado clítoris, el aroma a sexo era muy intenso, el joven chofer no apartaba la mirada del retrovisor, no había mucho problema, a esa hora las grandes avenidas están casi vacías, llegamos al hotel y nos bajó frente a la plaza comercial que estaba totalmente vacía, solo unas personas de limpieza estaban trabajando en sus labores, ella bajó con sus tetas al aire, el camino dentro de la plaza, el ingreso al ascensor del hotel y el camino del mismo a la habitación lo hizo con las tetas totalmente a la vista, consiguiendo atónitas y calenturienta miradas de los trabajadores que se cruzaron en nuestro camino, lo que menos se esperaban era darse un buen taco de ojo al inicio de su madrugador turno de trabajo, deben haber estado pensando toda la mañana en el vaiven de las tetas desnudas de mi mujer al caminar frente a ellos…. llegamos a la habitación y continuamos cogiendo hasta quedarnos dormidos…… esta historia como dije al principio es totalmente verídica, hay muchas otras que les seguiré contando en próximas ocasiones… asi que hasta pronto…

 

 

 

 

 

 

¿Estas cachond@ despues de leer el relato y quieres porno? CLICK AQUI

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR