Relato porno Mi Cuñada Inocente xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

2.89 / 5 (54 votos)

Mi Cuñada Inocente

Categoría: Infidelidad Comentarios: 1 Visto: 57910 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 17/06/2013, por: Anonimo

Primero que nada, empezare diciéndoles como esta mi familia. Mi familia es de esas típicas familias conservadoras, en la que nunca nadie se ha separado de su pareja, ni  existió alguna infidelidad(al menos no que se sepa, jajaja).

Yo soy un joven de 23 años, estudio y trabajo, por lo que tengo mi propia habitación en la que paso lo mejor que experimente en mi vida en cuestión de sexo.

Mi relato tratara sobre mi cuñada, la llamare Mari. Ella es chaparrita, de  1.60 mts, de piel normal, tetas pequeñas pero bien formaditas, pero lo que tiene hermoso, es el culo, tiene un culo bien paradito, que cuando tengo la oportunidad  de salir con la familia de mi hermano, me doy cuenta que todos lo hombres se quedan excitados con su tremendo Culaso.

Desde hace aprox. 8 años, mi mirada hacia mi cuñada fue muy diferente, fue precisamente un día en el que tuve que cuidar su casa, ellos saldrían a una fiesta y llegarían hasta otro día. Al llegar a su casa, todos estaban listos, menos mi cuñada. Yo me senté  esperar a que terminara, y estuve mirando un rato la tv, un momento mas tarde, escuche la voz de mi cuñada que me decía que ya se iban, yo gire la cabeza para verla, y cual fue mi sorpresa que logre verla como nunca antes la había visto, con un pantalón super ajustado, zapatillas de mas de 10 cm, un escote hermoso, y un peinado excéntrico.  Cabe resaltar que ella siempre ha sido muy recatada, no se mete en problemas, y antes pensaba que era una inocente en eso del sexo. Bueno, al ver yo tremenda hembra, mi reacción fue inmediata, ya que mientras ella se movía en la casa buscando algunas cosas, yo no quitaba mi mirada de su Hermoso trasero. Momentos después me avisaron que ya se iban a la fiesta y que no regresarían hasta otro día en la tarde.

Todo marchaba normal, pero la imagen de esa hermosa hembra, culona y con cara de inocente y vestida de puta, no me la sacaba de mi mente. Mi calentura estaba al 100 y necesitaba desahogarme en ese instante, por lo que entre al baño para masturbarme pensando en ella. Estaba en plena acción pensando en su culo cuando de repente en un movimiento tire  el cesto de ropa sucia que estaba precisamente a lado de mi, y cual fue mi sorpresa que a lado de mis pies quedo un pantalón negro doblado, y justo en medio de ellos, estaba una tanga amarilla, y era la que se había quitado mi cuñada momentos antes. Mi corazón palpito a mil y mis manos pronto agarraron esa hermosa prenda diminuta y rápidamente las coloque frente a mi nariz, los olores finitos a vagina y culo me estremecieron al grado que mi pene parecía reventar de lujuria. No dejaba de absorber esos aromas celestiales mientras mi mano subía y bajaba con frenesí  sobre mi pene en su máximo nivel de excitación.

Fueron 20 minutos de intenso placer con la tanga de mi cuñada, que al terminar, mi eyaculacion fue algo que jamas había visto, ya que mi leche logro llegar  bastante lejos de mi. Al terminar me limpie los restos de leche con la misma tanga, no sin antes darle una rica lamida  precisamente en el lugar donde coloca su Vagina mi Hermosa cuñada.

Continuara.

 

En unos días subiré la segunda parte de este relato. Estén al pendiente, no se arrepentirán.

 

Últimos Comentarios Agregados

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA TEN CITAS Y CONOCE GENTE EN LA MEJOR RED DE CONTACTOS PARA MUJERES Y HOMBRES, PRUEBALO GRATIS!!
X

Reportar relato