Relato porno Confesiones de porristas 3 [Pam] xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.20 / 5 (5 votos)

Confesiones de porristas 3 [Pam]

Categoría: Confesiones Comentarios: 0 Visto: 3821 veces
Ajustar texto: + - Publicado el 27/08/2013, por: Anonimo

Después del relato de Gera, siguió Pam, la dueña de la casa ella tiene un hermano que es parte del equipo de basquetbol, alto, pelirrojo igual que Pam y bastante guapo, varias del equipo de porristas querían con él, hasta Pam nos había confesado que tenía ganas de estar con él y obvio era la envidia de muchos del equipo de americano, bueno pues Pam nos contó (lo contaré en 1° persona):

Estaba en mi casa, había quedado con mi novio de darle un “show” especial por ser su cumple, mi mamá trabajaba ese día hasta tarde y mi hermano tenía entrenamiento así que teníamos como 4 horas libres, todo lo tenía preparado, me vestí con una falda roja de colegiala la había cortado para que apenas tapara mis pompas, debajo de la falda me puse una tanga de hilitos roja, arriba me puse una camiza blanca que corté para que no tapara mi abdomen y no me puse brasier, se remarcaban muy bien mis bubies, además me peiné con dos colitas, me veía hermosa. Encima me puse mi pijama para que mi novio no me viera así vestida cuando llegara.

Después de un rato llegó mi novio, lo saludé con un beso normal y como él también venía de entrenar se metió a bañar en el baño de mi casa, mientras se bañaba me quite mi pijama y ahora sí quedé vestida como colegiala, ya en mi cuarto comencé a arreglarlo para que no se viera tan tirado hasta que escuche un ruido, volteé hacia la puerta y ahí estaba mi hermano.

-¿Qué haces vestida así?
-¿Qué haces aquí tan temprano?, Contesté
-No hubo entrenamiento así que me vine para la casa, pero y tú, no me has respondido.

En eso escuché ruido por el baño, mi novio venía hacia mi cuarto y si veía a mi hermano se acabaría toda la sorpresa, si lo sacaba se encontrarían en el pasillo y todo acabaría. Jalé a mi hermano y lo metí a mi closet, no hagas nada de ruido, le dije.

Después de unos segundos llegó mi novio, en cuanto me vio se quedó con la boca abierta, se acercó y comenzó a besarme, yo le correspondí el beso, me llevó hasta la cama, lo empujé y quedó sentado en orilla de la cama, le di la vuelta a la cama para encender la grabadora con una canción que ya había seleccionado antes. Al pasar por mi closet pude ver a mi hermano por entre unos cuadritos que tiene y note su mirada de excitación y complicidad, eso me hizo al mismo tiempo excitarme más y decidí darle un show que nunca olvidaría.

Después de poner play en la grabadora regresé a mi posición original y comencé un baile para mi novio pero un una posición para que mi hermano también pudiera verme, me movía de manera muy sensual, le daba la espalda a mi novio y me empinaba para que pudiera ver mis nalgas en esa tanguita roja que traía puesta, me le pegaba, ponía mis pechos entre su cara, me sentaba en su paquete que ya tenía bastante duro, me agachaba y ponía mi cara a la altura de su paquete y simulaba que se lo mamaba. Le quité su playera y quedo a la vista ese abdomen que tanto me gustaba, sacaba mi lengua para chupárselo, lo recosté y me monte en él para cabalgarlo, me movía como si me estuviera penetrando y daba gemiditos, de vez en cuando volteaba a ver a mi hermano y hacía cosas sexy con mis dedos o me tocaba las bubies.

Mientras me movía me quité la camisa quedando al aire mis dos pechos, de inmediato mi novio hizo por tocarlos y chuparme los pezones, yo no dejaba de hacer gemiditos que lo excitaban cada vez más, me bajé de él y me hinqué en el suelo, bajé su pantalón y su boxer y comencé a chupar su pene como si fuera una paleta, sacaba mi lengua y la pasaba por todo su pene, desde la puntita hasta los huevos. Me lo metí a la boca y comencé el sube y baja con mi boca, jugaba con mi lengua mientras lo tenía dentro, de vez en cuando me lo metía hasta la garganta lo que me provocaba arcadas de tan grande que era, así estuve un rato hasta que me quitó de ahí y ahora él me acostó en la cama, me quito la tanga sin quitarme la falda y comenzó a chuparme él a mí, lo hacía desde mi clítoris hasta mi entrada, era riquísimo, yo gritaba como nunca lo hacía (hasta mi novio se sorprendió), pero le dije, “estamos solos podemos hacer el ruido que queramos”, mientras él seguía chupándome y yo veía a mi hermano mientras gemía.

Después de un rato, se acostó, me subí en él y comencé a cabalgarlo a velocidad frenética, lo hacía rápido y sentía delicioso, después me puse en cuatro a manera de quedar de frente a mi hermano, y me la metió de golpe me cogía rápido y yo no dejaba de gemir y de hacer caras sexy, le mandaba besos a mi hermano sin que viera mi novio. Después me recosté de lado y me penetró así un rato.

Al último me hinqué a un ladito de mi closet, mi hermano podía verme de lado, se la mamé a mi novio un rato hasta que casi termina me lo saque de la boca y deje que se viniera en mi cara, me llenó toda la cara y mis pechos de semen, me levante y simule voltear un poco para que mi hermano pudiera verme con la cara llena de semen, con una servilleta me limpié y un poco lo recogí con un dedo que me llevé a la boca, platiqué un rato con mi novio hasta que se fue.

Salió mi hermano del closet y le pregunte.

-¿Viste porqué estaba vestida así?
-si vi, ya casi es mi cumpleaños también eh!!.
-Pues iré preparando tú regalo.

Con esto Pam termino su relato. Sería mi turno ahora.

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA TEN CITAS Y CONOCE GENTE EN LA MEJOR RED DE CONTACTOS PARA MUJERES Y HOMBRES, PRUEBALO GRATIS!!
X

Reportar relato