Relato porno Amor de Madre y De Mujer xxx

Buscar Relatos porno ( Busqueda avanzada )

3.28 / 5 (216 votos)

Amor de Madre y De Mujer

Categoría: Incesto Comentarios: 1 Visto: 26066 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 13/06/2016, por: Anonimo

Hola, mi nombre es Natalia, tengo cuarenta años de edad, y tengo un hijo de veinticuatro años.

Mi historia nunca la he contado a nadie, porque obviamente es delito. también que la sociedad no lo mira bueno, pero desde que iniciamos con el incesto lo miramos como mas normal.

Soy de esas mujeres que solo tubo un hijo, y el cuerpo volvió a como era antes. Soy pequeña de 143 cm de alta, tengo un cuerpo bonito, es la verdad, y a los hombres los vuelvo locos. Ya que soy Licenciada en Enfermería, y trabajo en un hospital del gobierno, gano para comer y tener algunos lujos en la casa. Hace quince años que Jimmy el papa de mi hijo, se fue para los Estado Unidos, él es responsable con mi hijo, él allá se casó y me dijo que rehiciera mi vida, que merecía que fuera feliz. Yo Tome sus consejos en serios, y decidí salir con un chico hermoso de mi edad, para aquel entonces. Ese chico me cogía como si fuera un animal, rico, pero rico. Yo pensé que con él podía acompañar, pero jugo conmigo, no me dolió, pero si me decepcionó porque no me tomaban en serio, ya que me considero una mujer bella atractiva y divertida.

Me han salido algunos juegos de pues de eso, y yo me preste para ellos, solo sexo sin compromiso. tenia cinco años de no tener sexo con nadie, hasta que hace tres años comenzó lo que nunca pensé; comerme a mi propio hijo.

Todo comenzó, cuando nos fuimos a una fiesta que nos invitaron, la fiesta quedaba , o la casa de habitación quedaba tres cuadras de la mía, nos fuimos para la fiesta. En la fiesta, solo había gente que no era de la cuadra, y había un tipo raro que me quedaba viendo con lujuria, lo cual no me gusto para nada. Mi hijo que se llama, Juan observó eso y me dijo: <Madre me haré pasar por tu novio para que deje de mirarte así, ya que a mi molesta que ye mire con morbosidad. a parte de eso, se mira como un delincuente, y eso es peligroso>  Yo le dije que estaba bien, y mi hijo me saco a bailar. El hombre al vernos, se molesto, eso fue lo que mostró, pero nosotros seguíamos bailando.

Ya eran las dos de la madrugada, y decidimos irnos a descansar a la casa nuestra. Por el camino, nos reíamos del sujeto, y yo le decía a mi hijo Juan, bromeando, que mi novio era el mas bello y que lo amaba mucho, porque era especial, me daba seguridad. Mi hijo solo se reía de lo mas hermoso y me seguía la broma.

Cuando llegamos a la casa, nos sentamos en el sofá de la sala del piso inferior, empezamos a platicar de todo un poco, de lo que ocurrió en la fiesta y de otros temas. Mi hijo se levanto y se fue a la cocina y trago ocho cervezas, yo le pedí una y el me la dio. pero después me dio ganas de otras, ya que en la fiesta no hubo bebidas alcohólicas. Yo tenia ya seis cervezas, soy de esas mujeres que no pierde el control tan fácilmente con la bebidas. y mi hijo también estaba relajado. Hablábamos de todo. En eso Juan me pregunto que jugáramos a la botella a decirnos la verdad al responder la pregunta que nos hiciéramos. y así fue, al principio me acuerdo, le preguntaba cuantas novias a tenido y que si era virgen. Él contestaba, y me decía que si ya no era virgen, que se busco mujeres mayores para tener sexo y que aun lo hacia. Yo lo aconsejaba que se protegiera, por alguna enfermedad. Yo le respondía también, y le dije que hace cinco años no tenia sexo, que me faltaba un macho para que me quitara la calentura. con esas respuestas, nos reíamos pero yo estaba caliente. y me pregunto Juan , qué era lo mas loco que había hecho sexualmente. Yo le respondí que, no me juzgara, pero que antes de quedar embarazada, tuve sexo con un perro, pero no me gusto, ya no era virgen porque andaba con tu papa, pero nunca más lo volví a hacer, porque sencillamente , no me gusto.

Juan quedó con los ojos brotado, pero me dijo, que bueno que ya no era así.  y tubo curiosidades y yo le respondía; le dije que había quedado abotonada que el perro me arrastraba y me dejo con mucho semen. Juan se reía. yo le pregunté que era lo mas loco que hizo. El me dijo: <No quiero que te enojes: cuando yo tenia quince años te espiaba, y por la noches al quitarte los calzones, como tu duermes sin nada, yo entraba cuando tu dormías,  yo los olía y los chupaba, para mi era el sabor mas rico, porque siempre te he visto bella y estoy orgulloso que seas mi madre>

Yo no podía creer lo que hizo Juan, pero me saco una riza y me calentó. En eso se apodero de mi un pensamiento estúpido y fue la brecha para la relación incesto. No me podía quitar el pensamiento de que me mi hijo me quitara el hilo detal y lo chupara frente mío. y que me viera mi cuca sin bellos y mi ano abierto de tanto follar. Yo pensaba que quizá, juan tenia lo mismo pensamientos que yo, y me dije que lo iba a probar. y le dije: <Juan, yo quiero que hagas lo que hiciste con mis calzones delante mío, quiero ver como lo haces, creo que ya me conoces mis partes, porque me dijiste que me espiabas, así que quiero ver>  Juan me quedo mirando, pero procedió hacer lo que le pedí, me quite el vestido y quede en sostén e hilo dental, vi que sus ojos le brillaban, y que se ahogaba de excitación. me abrí con el hilo detal, y Juan me empezó a chupar el hijo dental. ¡uff!! qué placer mas rico e intenso sentía. le preguntaba a Juan si le gustaba el color de mi hilo, él me dijo que si que era hermoso como yo de hermosa. Juan me lo quito, y  me mamaba los labio vaginales, me abrió la vulva, me tio la lengua me corri en su boca, Juan se tragaba mis jugos, le dije que me lamiera el ano, y me puse en cuatro patas y Juan al verlo me dijo que lo tenia grande pero que se miraba lindo y me lo lamia y chupaba, yo gemía: <ussss aah que rico mi amor, te gusta lo que tengo Juan> El respondía que si que era bellos todos mis atributos, y me pregunto que dónde quería primero ser penetrada, yo le dije por la vulva me moría que me la metiera por ahí. Le baje el pantalón y el bóxer, yo quede con la jeta abierta, que pija mas grande tiene Juan, le baje el prepucio y le empecé a mamar la polla, que rico sus sabor, se la mamaba como loca y duro, el me agarraba la cabeza y me metía toda la polla hasta el fondo, me acostó en el sofá y me abrió y me empezó a bombear, lento y gradualmente aceleraba dando mas fuerte, yo gritaba: Juan que rico. Me tocaba los mechos y nos besábamos. Se bajo y se sentó y yo me senté en su verga  saltaba como loca, a pesar que eran como las cuatro de madrugada y con cervezas, disfrutaba a lo máximo el sexo con mi hijo. Me corrí tres veces y mi hijo aguantaba,  me acostó entre el respaldar y el brazo del sofá y me unto saliva en el ano, se bajo a darme una lamida a la vulva y en eso se corrió. Pero me dijo pronunciando mi nombre, que me hizo sentir su mujer y no su madre: < Natalia, mámamela, para reponerme Yo me baje y se la mamé. Yo nunca había probado Semen pero esta fue la primera vez y fue el semen de mi hijo. Que rico lo sentí y después de unos minutos, me volvió a poner acostada en el respaldar y el brazo del sofá,  y me metió la polla, yo me tocaba la vulva, me metía los dedos mientras el me daba por el ano, acabe dos veces y el me dijo: <mamá te acabo en tu ano o en la vulva>  Yo quería sentir su semen en la boca y se lo pedí en la boca. Me dijo que me agachara y se masturbo un poco y me metió la polla y sentí su polla palpitar en mi boca y sentí su semen y su sabor. Eso me hizo que me corriera. después de eso, nos quedamos dormidos en la sala desnudos abrazados. El se despertó primero y me llamo y me dijo que me fuera a duchar que ya tenia el almuerzo preparado para su mujer. Yo me quede atónita, y arrepentida, le dije que no me llamara así porque era su madre, que lo que paso, fue por las cervezas. Pero el me dijo: <pero te acuerdas muy bien como yo Natalia, así que no te hagas la inocente> Yo pensé que Juan tenia la razón y le dije que si le gusto y que quería mas, después de la ducha. El dijo: <vaya pues dúchate porque te huele mal la coneja y el culo> Yo le reí del comentario, me fui a duchar y solo con una falda y sin sostén baje al comedor eran las doce y media del día, y mientras comíamos le baje el pantalón y el bóxer y le untaba aderezo en su glande y me la metía a la boca. el me metía los dedos en la vulva y se chupaba los dedos, terminamos de comer me senté en sus piernas  y abierta nos besábamos y el me masturbaba, procedimos a coger en el comedor y por todos lados. ese día, lo hicimos en la sala, cocina, en el cuarto, en el carro, en el baño, en todo lugar. ya en la noche de tanto coger no fuimos a dormir cansados. esa noche no tuvimos sexo. al día en la mañana me pego una cogida que hasta solo por el ano, agua chirria me saco.  Mi hijo Juan es mi hombre y lo Amor como Mujer y Madre. Juan me pidió una fantasía, y lo hice; compro un perro grande y me hizo que follara con el perro, ya que le gusto lo que le conté. Ahora me gusto la Zoofilia y tengo sexo con Juan y con el Perro. Pero mas que Zoofilica Incestuosa.

Espero que les Guste mi Relato, les quiero contar que hicimos un trio con una amiga incestuosa. Comenten si les gusto para hacer el otro que quiero contar.

Últimos Comentarios Agregados

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR